Publicado 13/10/2021 16:24CET

Kosovo.- Borrell pide a Serbia y Kosovo poner fin a los enfrentamientos y trabaja para un nuevo encuentro en Bruselas

Archivo - El Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell.
Archivo - El Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell. - Claudio Centonze/European Commis / DPA - Archivo

BRUSELAS, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, ha denunciado este miércoles los enfrentamientos entre kosovares y serbios en el norte de Kosovo y ha señalado que ya trabaja para acercar posturas entre Pristina y Belgrado en el seno del diálogo facilitado por la UE.

Después de los choques registrados en la ciudad de Mitrovica entre la Policía kosovar, que se encontraba en la zona realizando una operación contra el contrabando, y manifestantes serbios, el jefe de la diplomacia europea ha señalado que los incidentes "deben parar inmediatamente". "Las acciones unilaterales y no coordinadas que ponen en riesgo la estabilidad son inaceptables", ha apuntado en un mensaje en Twitter.

Borrell ha insistido en que cualquier disputa debe resolverse en el margen del diálogo en Bruselas, que auspicia el bloque europeo, y ha asegurado que "mantiene contactos con Belgrado y Pristina".

Fuentes comunitarias indican que las partes tienen una invitación permanente a reunirse en Bruselas, como sucedió hace unas semanas en una cita que sirvió para poner fin a la crisis de las matrículas. "Los esfuerzos están en marcha", han señalado las fuentes consultadas, que explican no obstante que cualquier encuentro debe estar precedido de un trabajo preparatorio para definir la agenda de la reunión.

El último episodio que ha exacerbado las tensiones en la zona llegó tras la intervención de agentes kosovares, que usaron gases lacrimógenos para dispersar a los presentes, ante las protestas serbias contra una operación policial.

Durante la jornada, grupos de manifestantes lanzaron artefactos explosivos y bloquearon varias calles en la zona, de mayoría serbia. Por su parte, las autoridades kosovares han justificado la operación, que se ha saldado con ocho detenidos por contrabando: seis albanos, dos bosniacos y un serbio.

Contador