Publicado 16/10/2021 07:45CET

Kosovo/Serbia.- La ONU advierte de que las tensiones entre Serbia y Kosovo amenazan el "progreso" logrado

Archivo - Reunión del Consejo de Seguridad de la ONU
Archivo - Reunión del Consejo de Seguridad de la ONU - LI MUZI / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Representante Especial y jefe de la Misión de Administración Provisional de la ONU en Kosovo (UNMIK), Zahir Tanin, ha advertido este viernes ante el Consejo de Seguridad de la ONU de que las recientes tensiones entre Serbia y Kosovo amenazan el "progreso" logrado en la "reconstrucción de la confianza entre las comunidades".

Tanin ha expresado su preocupación por los sucesos relacionados con las matrículas de vehículos y operaciones contra el contrabando, en cuyo marco se han desarrollado tensiones entre las autoridades de los países en las últimas semanas.

"(Estos hechos) me preocupan profundamente y deberían ser una advertencia para todos los miembros de este Consejo", ha subrayado en su intervención en la sesión, en la que los funcionarios de cada país han intercambiado acusaciones de incumplimiento de los acuerdos.

El jefe de la UNMIK ha remarcado que la "confianza" sigue siendo "el elemento más escaso" en las relaciones entre los dos países y ha alertado de que se verá afectada ahora, pese a haber tenido un progreso "constante".

"La historia de la región ha demostrado, de manera trágica y repetida, que los incidentes aparentemente pequeños, la mala interpretación de las intenciones y los errores evidentes pueden desencadenar una inestable escalada que pone en riesgo vidas y no beneficia a nadie", ha añadido.

Asimismo, ha apostillado que tratar con madurez y responsabilidad el pasado es "una condición previa para la estabilidad", y ha criticado "la participación en temas etnonacionalistas divisivos para obtener ventajas políticas".

LOS ÚLTIMOS SUCESOS

En la mañana del 20 de septiembre, Pristina lanzó una operación policial en el norte de Kosovo para hacer cumplir un nuevo régimen de validez de las placas de matrícula, lo que provocó un enfrentamiento con los manifestantes que bloqueaban el tráfico a lo largo de la línea fronteriza administrativa. Allí, se desplegaron unidades especiales de la Policía de Kosovo, que utilizaron gases lacrimógenos y granadas de percusión para dispersar a los manifestantes.

Según los informes, las tensiones se resolvieron por la disputa fronteriza, tras la mediación internacional y el despliegue de tropas de la operación de mantenimiento de la paz dirigida por la OTAN en Kosovo.

Por otro lado, el miércoles pasado, las Unidades Especiales de la Policía de Kosovo fueron nuevamente desplegadas en el norte, como parte de lo que se ha descrito como una operación contra el contrabando. Durante el transcurso del día, la operación provocó protestas y enfrentamientos que resultaron en un número significativo de heridos, entre manifestantes, policías y civiles no involucrados.

Según informaciones de medios, los enfrentamientos involucraron a los serbios étnicos, lo que provocó una respuesta de Serbia, pidiendo a la comunidad internacional que restablezca el orden y proteja a los serbios que viven dentro de Kosovo.