Publicado 16/05/2024 09:57

Kosovo.- La UE lamenta que Serbia y Kosovo no tienen voluntad de resolver la disputa de los pagos en dinar

Archivo - Banderas de la UE (Archivo)
Archivo - Banderas de la UE (Archivo) - JAMES ARTHUR GEKIERE / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

BRUSELAS, 16 May. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea ha lamentado la falta de voluntad para llegar a un acuerdo entre Serbia y Kosovo para poner fin a la disputa por la decisión del Banco Central de Kosovo de permitir solo los pagos en euros y limitar el uso del dinar, lo que tiene un fuerte impacto en los servicios públicos del norte de Kosovo, donde se concentra la minoría serbokosovar dependiente de ayudas de Belgrado.

Después de que la séptima ronda de contactos celebrada en Bruselas con mediación del Servicio de Acción Exterior finalizara sin acuerdo, la diplomacia europea cree que ha quedado patente que Belgrado y Pristina "no han sido capaces de encontrar una solución de compromiso sobre las cuestiones pendientes" y que "no hay disposición a encontrar un acuerdo de compromiso en el futuro".

La UE lamenta que su propuesta de compromiso, que acomodaba la posición de serbios y kosovares, no haya llegado a buen puerto. Según ha explicado, se basaba en el acuerdo entre las partes para la creación de una nueva entidad empresarial con arreglo a la legislación kosovar, que fuera la encargada de distribuir temporalmente la ayuda financiera de Serbia.

Las partes "no pudieron llegar a un acuerdo sobre varias cuestiones clave, como el alcance global de las actividades de la nueva entidad, el ámbito de beneficiarios de la misma y la ayuda financiera de Serbia a las instituciones de Kosovo apoyadas por Serbia".

Así, la UE recuerda que la falta de acuerdos entre las autoridades de Serbia y Kosovo tiene "consecuencias negativas" en la vida cotidiana de los serbokosovares y de otras comunidades en el enclave que proclamó su independencia de Belgrado en 2008.

Respecto a nuevas rondas de negociación después de haber agotado siete encuentros, la UE insiste en su rol de mediación y en convocar nuevos encuentros pero incide en que las partes deben mostrar "preparación para encontrar una solución mutuamente aceptable".

La estrategia europea, tras años sin avances en el diálogo entre Serbia y Kosovo, es que las partes aborden cuestiones pendientes y se centren en el cumplimiento de los acuerdos pactados pero nunca puestos en marcha, si bien, las últimas reuniones en Bruselas siempre han estado marcadas por las tensiones provocadas por distintos roces y crisis.

Contador