Publicado 08/10/2020 12:12CET

Kuwait.- El jeque Mishal al Ahmad al Jaber al Sabá jura como príncipe heredero de Kuwait

MADRID, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

El jeque Mishal al Ahmad al Jaber al Sabá ha sido confirmado este jueves como príncipe heredero del país, tras una votación en la que el Parlamento ha respaldado la designación anunciada el miércoles por el nuevo emir, su hermanastro Mishal al Ahmad al Jaber al Sabá.

Según las informaciones recogidas por la agencia estatal kuwaití de noticias, KUNA, la votación se ha saldado con unanimidad, tras lo que el presidente del Parlamento, Marzuq al Ghanim, ha anunciado los resultados.

El nuevo príncipe heredero ha jurado el cargo minutos después, en línea con la Constitución. "Juro ante Dios todopoderoso respetar la Constitución y las leyes del Estado, defender las libertades, intereses y propiedades de la gente y salvaguardar la independencia e integridad del país y ser leal al emir", ha dicho.

El propio Al Ghanim ha destacado posteriormente que "Kuwait ha demostrado una vez más un ejemplo pionero, extraordinario e histórico de calma y transferencia pacífica de poderes en el país".

"Somos el pueblo que ha estado regido por la gentil familia Al Sabá con su apoyo y lealtad", ha manifestado, en una línea en la que se ha expresado también el primer ministro, Sabá Jaled al Hamad al Sabá.

El jefe de Gobierno ha destacado que el proceso ha demostrado el compromiso de la población "con una práctica racional y responsable de la democracia". "Nosotros, como Estado de Kuwait, estamos orgullosos de lograr el proceso de transferencia de autoridad en calma y sin obstáculos", ha remachado.

El nombramiento de Mishal al Ahmad al Jaber al Sabá cierra el proceso de sucesión en el país, abierto la semana pasada con el fallecimiento en Estados Unidos del entonces emir, Sabá al Ahmed al Jaber al Sabá.

El nuevo príncipe heredero, de 80 años, no ha ocupado puestos políticos, si bien es un miembro destacado de la vieja guardia y ocupa desde 2004 el puesto de 'número dos' de la Guardia Nacional, lo que envía un mensaje de continuidad.

El emir Al Sabá falleció el 29 de septiembre, según anunció Casa Real kuwaití, sin ofrecer más detalles sobre su muerte, si bien se sabía que el soberano tenía problemas de salud y desde julio estaba en Estados Unidos para recibir tratamiento médico después de someterse a una cirugía no especificada días antes.

El fallecido emir controlaba este país del Golfo rico en petróleo desde 2006. Aunque Kuwait tiene uno de los parlamentos más activos del mundo árabe, el emir conserva la mayor parte del poder, incluido el derecho a nombrar al Gobierno. Al Sabá fue también primer ministro del emir Jaber al Ahmad al Jaber al Sabá, además de ministro de Exteriores entre 1963 y 1991 y desde 1992 y 2003.

Contador