Lacalle: "Mujica deja un legado horrible a Uruguay"

Actualizado 07/07/2014 12:33:10 CET
Luis Alberto Lacalle
Foto: REUTERS

MADRID, 30 Jun. (Notimérica/EP) -    

El expresidente de Uruguay, Luis Alberto Lacalle, define el legado del presidente Mujica como algo negativo, "horrible en casi todos los aspectos", que ha dejado un país dividido y no ha encarado los problemas del país con éxito.

   Por otra parte, los aspectos positivos de la política de Mujica se deben a "la fuerza de una coyuntura internacional muy favorable", ha explicado Lacalle en una entrevista exclusiva con Notimérica.com, en la sede de la Universidad Camilo José Cela (Madrid), donde imparte clases magistrales en un Máster de Asesoramiento de Imagen y Consultoría Política.

   Así, el expresidente asegura que el próximo gobierno se encontrará con un país en "una mala situación, con un diez por ciento de inflación, un gasto público desmedido, unos costos que vuelven a la industria no competitiva y una educación que se encuentra en el peor momento de la historia del país", favoreciendo la desigualdad social, ya que antes la educación pública llegaba a ser "superior" que la privada.

   A todo ello, habría que sumar, en opinión del expresidente, "la posibilidad de no obtener mayoría parlamentaria, al contrario de los dos últimos gobiernos", algo en lo que él tiene ya experiencia, pues es una estrategia a la que tuvo que recurrir en su mandato político.

   Respecto a la reciente legalización del consumo del cannabis, Lacalle se rebela en contra de que su país sea "una suerte de conejillo de indias" de un experimento de Mujica, cuyos resultados a largo plazo, el propio presidente no alcanzará a conocer.

   Ha destacado el hecho de que Uruguay sea un país en el que no se permite fumar tabaco pero se facilite el acceso a la marihuana y que, con ello, Mujica está tratando a su propio país como "un bicho de laboratorio".

RELACIONES BILATERALES CON ARGENTINA

   Para el expresidente, el actual comportamiento de la presidenta Cristina Fernández es una "agresión" sin precedentes en la historia, con la busca "frenar, detener, perjudicar la relación en todos los frentes con Uruguay" con una "maldad" que busca imponer "la ley del más fuerte a un país pequeño".

   Lacalle ha declarado que aún existe gente que "no ha sabido tragar la independencia uruguaya" y que emplean formas y un lenguaje impropios de este tiempo y de personas que "no están bien educadas".

   De cara al futuro, sin embargo, se ha mostrado esperanzado con el posible cambio de gobierno en Argentina el próximo año. El expresidente espera que el gobierno que llegue tenga "más sentido de la historia y que comprenda el buen negocio que es llevarse bien" porque "bastantes problemas tiene ya Argentina con el mundo".

   Lacalle ha explicado que Ecuador y Venezuela son como el gobierno argentino que "necesitan la confrontación casi como una droga", algo que ha calificado como "un rasgo muy fascista".

UN HIJO CANDIDATO

   Luis Alberto Junior es la quinta generación de la familia en "servir al Partido Nacional y a la patria" y tiene "un sentido claro de los valores a defender y del necesario pragmatismo que hay que usar para defenderlos". Su padre, por su parte, ha reconocido que, aunque siempre le ha querido, ahora, además, le admira. "No soy una parte muy objetiva, pero estoy muy orgulloso de él", asegura.

   El candidato ha logrado un ascenso sorpresivo en el último año, superando el 50 por ciento de los votos en las elecciones internas realizadas en junio de este año, llegando a ser candidato a la Presidencia por el Partido Nacional en las elecciones nacionales el 26 de octubre de 2014.

   MÁS ENTREVISTAS DE NOTIMÉRICA... 

   Ivo Pitanguy: "La cirugía es una forma de agresión al ser humano" 

   Marcela Turati: "En México se busca silenciar la verad, todo está corrompido"