Publicado 30/09/2021 18:55CET

Latinoamérica.- La UE aboga por escuchar a los jóvenes y por atajar las causas de la violencia criminal en Latinoamérica

Archivo - La comisaria europea de Alianzas Internacionales, Jutta Urpilainen
Archivo - La comisaria europea de Alianzas Internacionales, Jutta Urpilainen - Lukasz Kobus/European Commission / DPA - Archivo

MADRID, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea ha abogado este jueves por abordar las "causas de la violencia" criminal y pandillera en los jóvenes de América Latina y el Caribe, "la única región del mundo donde el fenómeno de la violencia infantil está aumentando" y provoca la muerte de tres adolescentes cada hora, por lo que ha instado a escucharlos en la formulación de políticas públicas.

Así lo ha defendido la comisaria europea de Alianzas Internacionales, Jutta Urpilainen, en el segundo encuentro 'La hora de el PAcCTO - Jóvenes frente al crimen: una apuesta de futuro', donde se ha abordado la cooperación comunitaria con las instituciones y organizaciones latinoamericanas para atajar el problema de la criminalidad que afecta a los jóvenes.

"En el tiempo que dura este encuentro, tres adolescentes morirán en América Latina y el Caribe, es la terrible estadística que corona la punta del iceberg de una de las realidades más duras de nuestro siglo: el estrechamiento de las oportunidades para prosperar de toda una generación", ha lamentado en el encuentro virtual la directora de la Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas (FIIAPP), Anna Terrón.

Urpilainen también ha calificado esta estadística de "demoledora", y ha indicado que existen dos opciones ante el crimen organizado. "Podemos retroceder o podemos levantarnos e impulsar el cambio", ha precisado, para asegurar que la UE está comprometida con la segunda opción, por lo que han lanzado un pacto con la región, aunque espera llevar la cooperación ·aún mas lejos". Para esto, no obstante, se necesita "abordar las causas subyacentes".

Se trata de una generación que enfrenta "enormes dificultades para contar con un empleo digno que le permita desplegar toda su fuerza y todo su potencial", ha detallado Terrón, algo que es "especialmente cierto en Latinoamérica y el Caribe, la única región del mundo donde el fenómeno de la violencia infantil está aumentando, y donde la pobreza que seguirá a la pandemia podrá hacer crecer en los próximos meses la violencia asociada a la desesperación".

Terrón también ha lamentado que se trata de una violencia "cuyo criminal relato y estética se ha globalizado, atrayendo también a otros jóvenes en otros lugares del mundo a un espejismo de refugio ante su falta de oportunidades" y ha detallado que "los más jóvenes son carne de cañón para las bandas o grupos criminales tanto en el reclutamiento como a la hora del castigo". Algo que es especialmente cierto en el caso de las chicas, "sobre las que se suma además una violencia especialmente repugnante, la violencia sexual".

En este contexto, la directora de la FIIAPP ha defendido que "cualquier política pública que quiera ser eficaz en el combate contra el crimen organizado debe contar con las personas jóvenes para formular medidas adecuadas a su realidad". "No se trata de formular políticas para ellos, sino de trabajar con ellos, aprovechando su talento, creatividad e impulso para escribir un futuro distinto".

REINSERCIÓN Y CREACIÓN DE OPORTUNIDADES

En el encuentro también han participado dos jóvenes de El Salvador que, tras varios pasos por prisión y con la ayuda de organizaciones internacionales y ONGs, lograron rehabilitarse y dejar atrás las pandillas. Antonio y Daniel, dos nombres ficticios, han destacado que al pertenecer a un grupo armado les parecía que eran escuchados en la pandilla, y que les otorgaba un respeto que no creían poder obtener por medios legales.

En este sentido, Antonio ha manifestado que "una cosa es querer cambiar y otra es encontrar la opciones para poder hacerlo", así que, tras 20 años en la cárcel y con la ayuda de una ONG que le permitió aprender un oficio y le proporcionó los medios para que abriera su propia barbería, lo que aconseja a los jóvenes de la región es que "sepan valorar a la familia y escuchen los consejos", porque, de lo contrario, las consecuencias son "destrucción personal y familiar".

Antonio también ha aprovechado su interlocución para denunciar las condiciones que se viven en los centros penitenciarios salvadoreños, donde hay "represión en las prisiones", no se permiten visitas, no hay derechos de salud ni educación, algo que "antes sí se tenía".

También han tenido la oportunidad de participar otros jóvenes que han aportado su visión y experiencia con el crimen organizado. Uno de ellos ha sido el ex viceministro de Seguridad Ciudadana de Perú Nicolás Zevallos, quien ha explicado que "el crimen organizado ofrece estructuras que permiten satisfacer necesidades y aspiraciones económicas y sociales que el entorno legal no propone", pero que aún así "en la región la mayor parte de los jóvenes no se involucran en el crimen organizado".

Por eso, ha abogado, se debe analizar "qué están haciendo estos jóvenes para replicarlo y extenderlo", mientras que "uno de los puntos que hay que priorizar para redactar políticas públicas es generar oportunidades no solo desde la perspectiva económica, sino también en el sentido de pertenencia a la comunidad, construcción de redes comunitarias y de soporte familiar".

La directora de la Fiscalía Especializada en Delitos en Razón de Género y Juvenil de Bolivia, Pilar Díaz, ha incidido, por otro lado, en que en su país, y en la mayoría de la región "el problema mayor es el problema de los recursos económicos", así como "los conflictos familiares internos", mientras que ha instado a "dar posibilidades a los jóvenes para que puedan estudiar, buscar un trabajo o profesiones técnicas e ir solventando el problema de sus familias".

EL Programa de Asistencia contra el Crimen Transnacional Organizado (PAcCTO) es un programa de cooperación internacional financiado por la Unión Europea que busca contribuir a la seguridad y la justicia en América Latina a través del apoyo a la lucha contra el crimen transnacional organizado.

Contador