Lenín Moreno apela al diálogo en Venezuela para resolver la crisis

El presidente ecuatoriano Lenín Moreno halando para la ONU.
REUTERS / CARLO ALLEGRI
Publicado 25/09/2018 22:57:34CET

   MADRID, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, ha subrayado este martes que "nadie emigra por voluntad propia" y ha destacado los esfuerzos que está haciendo su Gobierno para atender a los "al menos 6.000" venezolanos que llegan al país a diario, al tiempo que ha apelado a un diálogo para resolver la crisis en el país vecino.

   "Hemos urgido al gobierno y al pueblo venezolano, a que resuelvan su crisis con un diálogo nacional, franco e inclusivo", ha dicho durante su discurso ante la Asamblea General de la ONU, antes de pedir una "acción continental para encontrar una solución estructural" a los problemas en Venezuela.

   Así, ha resaltado que las personas que abandonan su país "lo hacen porque se ven obligados al desarraigo y a un doloroso desmembramiento familiar y emocional". "Cuando los gobiernos desvían su objetivo de cuidar a los más pobres y necesitados, esa población busca mejores oportunidades fuera de su tierra, lejos de los suyos", ha dicho.

   "En Ecuador estamos recibiendo diariamente al menos 6.000 hermanos venezolanos. Los niños llegan con sarampión, difteria y poliomielitis; mujeres embarazadas que nunca se han hecho un control", ha relatado, antes de resaltar que Quito ha destinado "más de 5.000 vacunas para esos bellos e indefensos niños".

   En este sentido, ha señalado también que las autoridades ecuatorianas han realizado "decenas de miles de chequeos de salud, a los más de un millón de hermanos que han dejado sus hogares para buscar mejor suerte, en la mayor diáspora de la historia de nuestro continente".

   "Invitamos hace poco a los hermanos países de la región a asumir de una manera práctica e integrada la solidaridad con los migrantes, los desplazados, y los refugiados venezolanos", ha recordado.

   "José Martí decía: 'Cuando una pueblo emigra, sus gobernantes sobran'. Sobran aquellos que se perpetúan en el poder, y se vuelven gobiernos sombríos, siniestros, con mafias corruptas", ha valorado.

   Por ello, ha destacado que "los derechos sólo pueden garantizarse en el marco de instituciones sólidas, con amplia libertad de expresión, con alternancia en el poder, que son los elementos fundamentales de las democracias sólidas". "Debe ser compromiso de nuestras naciones construir esas democracias, cuidarlas, y atesorarlas", ha zanjado.