Lenín Moreno sobre la polémica de las Galápagos: "No hay ni habrá bases militares extranjeras en el país"

Actualizado 19/06/2019 10:36:05 CET
Estas son las 3 medidas anunciadas por Lenín Moreno para poner fin a la "crisis" penitenciara en Ecuador
TWITTER

   QUITO, 19 Jun. (Notimérica) -

   El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, aseguró este martes que "no hay ni habrá bases militares extranjeras en el país", después del escándalo generado por los rumores de convertir a las Islas Galápagos en un "portaaviones" para Estados Unidos.

   "No hay ni habrá bases militares extranjeras en el país. Preservamos con celo las Islas Galápagos. La vigilancia aérea es una actividad conjunta entre varios países para cuidar este patrimonio mundial. ¡La paz, la soberanía y la seguridad nacional son nuestro legado!", afirmó Moreno en su cuenta de Twitter.

   El mandatario acompañó su mensaje con un comunicado del Consejo de Gobierno del Régimen Especial de Galápagos en el que reiteran que no habrá ninguna base militar extranjera en el archipiélago.

   Esta aclaración del mandatario ecuatoriano se produce después de que la semana pasada el ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, anunciara la ampliación de la pista aérea de San Cristóbal, en el archipiélago de Galápagos, para el reabastecimiento de combustible de dos aviones estadounidenses, en el marco de la cooperación antidrogas, asegurando que la isla es un "portaaviones natural".

   Por estas declaraciones, Jarrín y el ministro de Ambiente, Marcelo Mata, fueron llamados a comparecer ante la Asamblea Nacional (parlamento) de Ecuador, para explicar a la Comisión de Soberanía y Relaciones Internacionales los alcances de un acuerdo firmado entre el país y EEUU, que contempla la cooperación de Washington en Galápagos.

   Este lunes, en un acto público, el titular de Defensa señaló que hubo una "mala interpretación" de sus palabras y señaló que en Galápagos operará "un avión (el P3 de EE.UU.) una vez al mes, no más de tres días", y lo hará "para situaciones de emergencia o reabastecimiento (de combustible)".

Activistas medioambientales han reaccionado ante la decisión alegando que esta ampliación podría ir contra la permanencia de las especies que cohabitan en las islas, muchas de las cuales solo existen en dicho habitat.

En este sentido, el expresidente Rafael Correa (2007-2017) manifestó en Twitter que "Galápagos NO es un portaaviones para uso gringo. Es una provincia ecuatoriana, patrimonio de la humanidad, suelo patrio", indicó.

Para leer más