Publicado 15/02/2021 10:50CET

Líbano.- Aoun y Hariri intercambian nuevas acusaciones ante la falta de acuerdo para formar Gobierno en Líbano

El presidente de Líbano, Michel Aoun (i), en una reunión con el primer ministro encargado, Saad Hariri (d)
El presidente de Líbano, Michel Aoun (i), en una reunión con el primer ministro encargado, Saad Hariri (d) - -/Dalati & Nohra/dpa - Archivo

MADRID, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente y el primer ministro designado de Líbano, Michel Aoun y Saad Hariri, respectivamente, han vuelto a intercambiar acusaciones en torno al estancamiento del proceso de formación del nuevo Gobierno, apenas unos días después de su primer encuentro cara a cara tras dos meses para intentar acercar posturas y resolver la crisis.

Hariri ha cargado contra Aoun por supuestamente bloquear la formación del Ejecutivo al insistir en su poder de veto y ha negado que su última propuesta, presentada el 9 de diciembre, supusiera una violación de las competencias constitucionales del mandatario.

Así, ha indicado que el presidente rechazó su plan, que incluía un Gobierno con 18 tecnócratas para poner en marcha las reformas contempladas por la iniciativa presentada por el presidente francés, Emmanuel Macron, a raíz de las explosiones del 4 de agosto de 2020 en el puerto de la capital, Beirut, que dejaron más de 200 muertos.

El primer ministro ha cargado contra Aoun durante un discurso en el aniversario del asesinato de su padre, el ex primer ministro Rafik Hariri, en un atentado en 2005, y ha resaltado que el presidente reclama que seis ministros sean de su partido y un séptimo sea miembro de la formación Tashnag, un partido armenio aliado de Aoun, lo que le daría capacidad de veto.

En este sentido, Hariri ha recalcado que Aoun "pide un asiento para Tashnag que se separe de su parte, argumentando que no es de su partido político". "Eso es imposible, ya que siempre votan con él en el Parlamento y son una parte conocida de su bloque político", ha argumentado.

Por ello, ha negado que se estén "violando los derechos de los cristianos" en el proceso de formación del Ejecutivo y ha argüido que los derechos de los cristianos libaneses "son los derechos de todos los libaneses", tal y como ha recogido el portal libanés de noticias Naharnet.

"La solución existe, es conocida y está lista. En todas mis reuniones árabes e internacionales y en todos mis contactos, he notado disposición e incluso entusiasmo para evitar a Líbano y evitar el colapso, para reconstruir Beirut y dar esperanza a los libaneses", ha dicho, según el diario 'The Daily Star'.

"Todo está esperando a que se pulse el botón, y el botón es un Gobierno de tecnócratas capaces de lograr las reformas necesarias detalladas en la iniciativa de nuestro amigo Macron. De lo contrario, nadie está preparado para ayudar y el colapso continuará hasta la gran explosión, Dios no lo quiera", ha agregado.

RESPUESTA DE AOUN

En respuesta, la Presidencia ha respondido rápidamente a las palabras de Hariri y ha criticado que "aprovechara el aniversario del martirio de su padre para dar un discurso en el que aborda las circunstancias de la formación del nuevo Gobierno, que incluye muchas falacias y afirmaciones infundadas".

"No pretendemos responder en detalle, ya que es imposible resumir catorce sesiones (de conversaciones) en un comunicado", ha dicho, antes de agregar que "lo que el primer ministro designado admitió en su discurso es suficiente para demostrar que está intentando imponer nuevas normas que violan los estándares, la Constitución y el Pacto Nacional".

Hariri defendió el 20 de enero la necesidad de formar Gobierno "cuanto antes", en medio de sus tensiones con Aoun después de que se filtrara un vídeo en el que el presidente acusaba al primer ministro designado de "mentir" sobre la formación del Gobierno.

El líder del partido Al Mustaqbal fue designado para la tarea en octubre, cerca de un año después de dimitir del cargo en medio de otra oleada de movilizaciones populares contra su Ejecutivo a causa de la mala situación económica del país, empeorada por la pandemia y las explosiones del 4 de agosto de 2020 en el puerto de Beirut.

La designación, recibida con malestar por la población, llegó ante la falta de acuerdo sobre otro candidato a raíz de la dimisión del entonces primer ministro, Hasán Diab, quien se encuentra en funciones hasta la formación del nuevo Ejecutivo, tras las explosiones, que dejaron más de 200 muertos y miles de heridos.