Publicado 14/09/2020 15:21CET

Líbano.- Un barco de la FINUL rescata a 36 personas a bordo de una embarcación frente a las costas de Líbano

MADRID, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

Un barco de la misión de Naciones Unidas en Líbano ha rescatado este lunes a 36 personas a bordo de una embarcación frente a las costas del país, según ha informado la Fuerza Interina de Naciones Unidas en Líbano (FINUL), que ha señalado que en el barco había además un fallecido.

"Esta mañana, un barco de la Fuerza de Operaciones Marítimas (MTF) de la FINUL ha localizado una embarcación fuera de las aguas territoriales libanesas con 37 personas en su interior. Desafortunadamente, una de ellas ya había fallecido", ha señalado en un comunicado.

La FINUL ha resaltado que ha informado "inmediatamente" a Líbano y ha señalado que los supervivientes han recibido tratamiento médico a bordo. En estos momentos el barco de la misión de la ONU se dirige al puerto de Beirut.

El jefe de la FINUL, Stefano Del Col, ha recalcado que se trata de "un incidente muy trágico" y ha manifestado que los 'cascos azules' "hacen todo lo posible para salvar la vida de estas personas". "Nuestra principal prioridad es garantizar la seguridad de las 36 personas rescatadas", ha argüido.

La MTF de la FINUL se encuentra desplegada a petición del Gobierno libanés para ayudar a la Armada del país a garantizar la seguridad en sus aguas territoriales y evitar el traslado de armas o materiales bélicos al territorio a través de las mismas. Asimismo, ha participado en operaciones humanitarias.

Fuentes de seguridad libanesas han indicado en declaraciones concedidas a la agencia alemana de noticias DPA que en el barco viajaban personas que querían entrar en Chipre de manera irregular, sin que por ahora haya detalles sobre sus nacionalidades.

Chipre deportó la semana pasada a 81 migrantes --de nacionalidades libanesa y siria-- a Líbano después de que intentaran entrar el país de forma irregular. Líbano se encuentra afectado por una grave crisis económica, recrudecida por el coronavirus y las explosiones del 4 de agosto en el puerto de Beirut.