Publicado 06/06/2020 10:59CET

Líbano.- Decenas de miles de libaneses se preparan para la gran protesta nacional de este sábado contra el Gobierno

Líbano.- Decenas de miles de libaneses se preparan para la gran protesta naciona
Líbano.- Decenas de miles de libaneses se preparan para la gran protesta naciona - Marwan Naamani/dpa - Archivo

BEIRUT, 6 Jun. (DPA/EP) -

Miles de libaneses están ultimando los preparativos para la protesta multitudinaria que tendrá lugar este sábado en Beirut y en otras partes del país para denunciar al Gobierno por el empeoramiento generalizado de las condiciones de vida.

El Ejército se encuentra en máxima alerta desde primera hora del día para vigilar el desarrollo de las concentraciones, que comenzarán en torno al mediodía, comenzando por la principal, en el centro de la capital libanesa.

La protesta, que contraviene las medidas de restricción impuestas por el Gobierno para contener el coronavirus, pretende reactivar la acción callejera que comenzó a mediados de octubre del año pasado. Su objetivo será el de obligar al Gobierno, instaurado a principios de año, a que combata la corrupción en el país y tome medidas urgentes para recuperar la destrozada economía del país.

Si bien otro sector de las protestas pedía el desarme del poderoso movimiento político militar Hezbolá, respaldado por Irán, no se cree que las marchas de hoy aborden directamente este tema para no saturar su contenido.

"Nuestras protestas de hoy deberían centrarse únicamente en la economía. Aquí es donde las personas se ven más afectadas", ha explicado Hasán, uno de los organizadores de la manifestación que solo quiere ser identificado por un nombre por motivos de seguridad.

Líbano está experimentando su peor crisis económica desde la guerra civil de 1975-90. En marzo, el país anunció la suspensión de pagos de eurobonos para salvaguardar las reservas de divisas imprescindibles para cubrir las importaciones básicas.

El primer ministro de Líbano, Hasán Diab, ya advirtió de que el país está al borde de una grave crisis alimentaria derivada de la crisis económica, al tiempo que ha asegurado que muchas personas se quedarán pronto sin capacidad de comprar artículos de primera necesidad.

"Muchos libaneses ya han dejado de comprar carne, fruta y vegetales y puede que pronto incluso tengan problemas para poder permitirse comprar pan", ha afirmado el jefe del Gobierno libanés, en un artículo publicado por el diario 'The Washington Post' el miércoles por la noche.

Los ciudadanos libaneses también llevan tiempo quejándose del alza de los precios como consecuencia de la caída del valor de la libra libanesa frente al dólar y por la escasez de divisa extranjera. En este contexto, Diab ha advertido de que el pueblo libanés afronta una crisis triple.

En primer lugar como consecuencia de décadas de mala gestión y de la corrupción. En segundo lugar por la crisis económica y financiera que vive actualmente y, por último, por las restricciones derivadas de la pandemia del coronavirus. Líbano, que cuenta con una población de seis millones de personas, tiene una fuerte dependencia de las importaciones.

"Mi Gobierno está dando importantes pasos para afrontar esta dramática situación. Estamos ampliando las redes de seguridad para proteger a los más vulnerables de la sociedad y estamos haciendo lo máximo para dar paquetes de ayuda", indicó el 'premier' libanés.

Diab hizo también un llamamiento a Estados Unidos y a la Unión Europea para crear un fondo de emergencias para ayudar a que Oriente Próximo no sufra una grave crisis alimentaria, ya que, de lo contrario, el hambre podría provocar nuevos flujos de migrantes con destino a Europa y una mayor desestabilización en la región.