Publicado 09/07/2021 16:46CET

Líbano.- Dos de las principales plantas energéticas de Líbano se quedan sin combustible en plena crisis económica

Archivo - 07 September 2020, Lebanon, Beirut: Lebanese workers repair a power line which was disrupted by Beirut's port explosion that rocked the Lebanese capital on Tuesday. Photo: Marwan Bou Haidar/APA Images via ZUMA Wire/dpa
Archivo - 07 September 2020, Lebanon, Beirut: Lebanese workers repair a power line which was disrupted by Beirut's port explosion that rocked the Lebanese capital on Tuesday. Photo: Marwan Bou Haidar/APA Images via ZUMA Wire/dpa - Marwan Bou Haidar/APA Images via / DPA - Archivo

MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

Dos de las principales plantas energéticas de Líbano se han quedado sin combustible en medio de la peor crisis económica en tiempos recientes del país, según ha confirmado este viernes la operadora estatal libanesa Electricite Du Liban (EDL) en un comunicado recogido por el portal de noticias LibnaNews.

Según la compañía, las estaciones de Deir Ammar y Zahrani, que juntas aportan el 40 por ciento de la electricidad del país, han suspendido operaciones este viernes, pendientes de la aprobación de las transacciones que permitirían la descarga de dos cargamentos de combustible, atascados en puerto desde hace una semana.

Los cortes de energía han afectado al Palacio Presidencial y al Aeropuerto Internacional de Beirut, donde el aire acondicionado ha dejado de operar y la temperatura en el interior lleva todo el día rondando los 30º.

El aire acondicionado se detiene así, provocando un aumento significativo de la temperatura debajo de las superficies acristaladas.

EDL ha pedido a los residentes de la ciudad de Zahle, en el este del país, que reduzcan el consumo dado que el suministro energético en todo el país ha quedado "restringido de forma indefinida", según un comunicado adicional recogido por Bloomberg.

Los hogares libaneses suelen depender en estos casos de generadores privados dada la desconfianza que suscita la operadora libanesa, que desde hace años ha tenido serios problemas para garantizar un suministro de energía ininterrumpido.

Asimismo, las compañías de suministro de agua, como la North Lebanon Water Company, que acaba de declarar el estado de "grave emergencia", también han pedido a la población que reduzca al mínimo la consumición dado que el corte energético ha reducido significativamente sus capacidades de bombeo.

Contador