Publicado 31/08/2020 10:59:08 +02:00CET

Líbano.- La explosión de Beirut provocó daños físicos por hasta 4.600 millones de dólares

Líbano.- La explosión de Beirut provocó daños físicos por hasta 4.600 millones d
Líbano.- La explosión de Beirut provocó daños físicos por hasta 4.600 millones d - Marwan Naamani/dpa

MADRID, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

La potente explosión que se produjo el pasado 4 de agosto en el puerto de Beirut ha provocado daños físicos por valor de hasta 4.600 millones de dólares, según la última estimación publicada este lunes por el Banco Mundial realizada en cooperación con la UE y la ONU y en coordinación con las autoridades libanesas y organizaciones locales.

Según esta primera evaluación rápida de daños, la devastadora explosión provocó daños físicos de entre 3.800 y 4.600 millones de dólares, mientras que las pérdidas en el flujo económico debido a la misma serían de entre 2.900 y 3.500 millones de dólares. Entre los sectores más golpeados figuran la vivienda, el transporte y bienes culturales como lugares de culto y arqueológicos, así como museos, teatros y otros monumentos.

Para este año y el siguiente, se estima que las necesidades de reconstrucción y recuperación del sector público estarán entre los 1.800 y los 2.200 millones, con entre 605 y 760 millones necesarios de forma inmediata para este año, y entre 1.180 y 1.460 millones a corto plazo para 2021.

La tragedia, que se saldó con al menos 190 muertos y miles de heridos, ha provocado pérdidas en la actividad económica debido a la destrucción del capital físico, perturbaciones en el comercio y pérdidas en ingresos fiscales para el Gobierno, según ha explicado el Banco Mundial en su comunicado.

Además, ha recordado que el país ya se enfrentaba antes de la explosión a una crisis económica y financiera, sumada a una crisis monetaria, una inflación muy elevada, un sector público en declive y los efectos de la pandemia de coronavirus. "El desastre no solo exacerbará la contracción de la actividad económica, sino que también aumentará las tasas de pobreza, que ya estaban por encima del 45 por ciento", ha subrayado el Banco Mundial.

El organismo ha advertido de que "los esfuerzos de reconstrucción no requerirán solo la rehabilitación y reconstrucción de edificios e infraestructuras dañadas, sino también la reconstrucción de instituciones y estructuras de gobierno".

Dado que la ayuda internacional y la inversión privada serán claves en este periodo dada la insolvencia y la falta de divisas de Líbano, el Banco Mundial ha prevenido de que el país deberá llevar a cabo "una agenda de reformas creíble" si quiere "acceder a ayuda al desarrollo internacional y desbloquear recursos externos y privados de financiación".

"El Banco Mundial, la ONU y la UE están plenamente comprometidos en trabajar junto a Líbano y su pueblo para reconstruir un mejor Líbano que ponga las necesidades de sus ciudadanos primero", ha remachado el comunicado.

Contador