Publicado 20/10/2020 14:10CET

Líbano.- Fuerzas Libanesas anuncia que no respaldará la candidatura de Saad Hariri al cargo de primer ministro de Líbano

Líbano.- Fuerzas Libanesas anuncia que no respaldará la candidatura de Saad Hari
Líbano.- Fuerzas Libanesas anuncia que no respaldará la candidatura de Saad Hari - Hassan Ebrahim/Lebanese Parliame / DPA

MADRID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El líder de Fuerzas Libanesas, Samir Geagea, ha anunciado este martes que su partido no respaldará la candidatura del ex primer ministro Saad Hariri a volver a ocupar el puesto, a pocos días del inicio de las conversaciones parlamentarias vinculantes para elegir al encargado de formar el nuevo Gobierno.

"La verdadera razón de la decisión del partido de no nominar a Hariri como primer ministro es la de no participar en ninguna iniciativa conjunta con el trío en el poder", ha señalado, en referencia al Movimiento Patriótico Libre (FPM) del presidente, Michel Aoun; AMAL, liderado por el presidente del Parlamento, Nabih Berri; y el partido-milicia chií Hezbolá.

"Sabemos que todo Gobierno que sea formado hoy deberá efectuar reformas, y sólo reformas", ha manifestado, antes de criticar que el primer ministro en funciones, Hasán Diab, tuvo que dimitir tras seis meses y sin aplicar "las reformas necesarias".

Así, ha recalcado que Fuerzas Libanesas "no nombrará a Hariri por razones vinculadas a las medidas que debemos adoptar", según ha recogido la agencia estatal libanesa de noticias, NNA. La decisión del partido de Geagea podría entorpecer los esfuerzos políticos para nombrar al nuevo primer ministro.

Está previsto que las consultas parlamentarias se inicien este jueves, tras el aplazamiento de última hora que sufrieron la semana pasada "a petición de algunos bloques parlamentarios ante el surgimiento de dificultades que requieren que sean resueltas", tal y como indicó la Presidencia libanesa.

El proceso de elección de un nuevo primer ministro encargado arrancó tras la dimisión el 26 de septiembre de Mustafá Adib ante el estancamiento de las conversaciones y la incapacidad para lograr un acuerdo, en medio de una grave crisis política y social tras las explosiones del 4 de agosto en el puerto de la capital, Beirut.

Hezbolá y AMAL fueron acusados del fracaso de las conversaciones por su rechazo a la propuesta de Adib sobre una rotación entre los grupos religiosos del país en las conocidas como 'carteras soberanas', es decir, Exteriores, Interior, Defensa y Finanzas.

Las explosiones en Beirut tuvieron lugar en un momento en el que Líbano atraviesa una grave crisis económica --la peor desde la guerra civil (1975-1990)-- y desencadenaron una nueva oleada de protestas que se saldó con la dimisión del entonces primer ministro, Hasán Diab, quien continúa en funciones a la espera de que se acuerde un nuevo Ejecutivo.

El próximo Gobierno libanés tendrá que impulsar el proceso de aplicar una serie de reformas reclamadas por la población y la comunidad internacional, que ha condicionado la entrega de apoyo financiero a la puesta en marcha de un paquete de medidas a nivel económico, político y social.