Publicado 18/11/2019 12:37:01 +01:00CET

Líbano.- Hariri tilda de "irresponsable" la postura del partido de Aoun en la crisis política en Líbano

MADRID, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro en funciones de Líbano, Saad hariri, ha tildado de "irresponsable" la postura de Movimiento Patriótico Libre (FPM) del presidente, Michel Aoun, en el marco de la crisis política que atraviesa el país.

"La política de maniobras, filtraciones mediáticas e intentos de conseguir puntos adoptada por el FPM es una política irresponsable en la gran crisis nacional que atraviesa nuestro país", ha señalado en un comunicado.

Así, ha manifestado que, de haber mantenido una postura diferente, "habría puesto fin a esa política irresponsable y sus intentos reiterados de filtración de las formaciones gubernamentales".

"El Gobierno se habría formado y habría empezado a hacer frente a la grave crisis económica y nacional, y puede ser que nuestro país no hubiera llegado a esta situación, para empezar", ha recalcado, según ha informado la agencia estatal libanesa de noticias, NNA.

Hariri ha señalado además que el comunicado del exministro de Finanzas Mohamed Safadi rechazando ser nombrado como nuevo primer ministro y expresando su apoyo a que el propio Hariri --quien se encuentra en funciones desde su dimisión el 29 de octubre-- sea nombrado nuevamente para el cargo "contradice totalmente la versión del FPM".

Por otra parte, ha reiterado que "no maniobra ni busca limitar la posibilidad de formar un gobierno", antes de abogar por la necesidad de "presentar nombres alternativos" para la formación del nuevo Ejecutivo.

En este sentido, ha reiterado que es necesario formar un gobierno tecnócrata y ha argumentado que "es el único con las capacidades para hacer frente a la grave y profunda crisis económica que atraviesa Líbano".

El presidente del Parlamento de Líbano, Nabih Berri, ha asegurado este mismo lunes que el país de los cedros es como "un barco que está hundiendo poco a poco", tal y como ha recogido el portal local de noticias Naharnet.

"Si no adoptamos las medidas necesarias, se hundirá totalmente", ha advertido, antes de agregar que tiene puestas sus esperanzas en que Hariri logre un acuerdo de gobierno ante la "peligrosa" situación que atraviesa el país.

Las protestas en Líbano arrancaron a principios de octubre en medio del deterioro de la crisis y después de una caída de la moneda local por primera vez en las últimas dos décadas. El descontento se arrastraba ya desde julio, cuando el Parlamento aprobó un presupuesto de austeridad para hacer frente al déficit.

Líbano hace frente a una gran deuda pública y problemas financieros debido a la ralentización del flujo de capitales necesario para financiar al Gobierno, lastrado además por el escaso crecimiento y una elevada tasa de desempleo, cercana al 30 por ciento.