Publicado 08/11/2021 12:06CET

Líbano.- Hezbolá pide a Arabia Saudí que "se disculpe" con Líbano por la última crisis diplomática

Archivo - El líder del partido-milicia chií Hezbolá, Hasán Nasralá, durante un discurso televisado
Archivo - El líder del partido-milicia chií Hezbolá, Hasán Nasralá, durante un discurso televisado - Marwan Naamani/dpa - Archivo

MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

El partido-milicia chií Hezbolá ha reclamado a Arabia Saudí que "se disculpe" con Líbano por la última crisis diplomática y que ponga fin a las medidas punitivas impuestas durante los últimos días en el marco de la misma.

La crisis se ha desatado por la publicación de unas declaraciones realizadas por el ministro de Información, George Kordahi, antes de tomar posesión, en las que afirmó que los huthis "se defienden" de la ofensiva de la coalición que lidera Arabia Saudí en Yemen.

Así, el vice secretario general de Hezbolá, el jeque Naim Qasem, ha resaltado que Arabia Saudí "ha causado problemas a Líbano bajo el pretexto de las declaraciones de Kordahi" y ha agregado que "su objetivo real" ha sido el grupo y su "capacidad (militar)".

Qasem ha defendido que el partido-milicia apoya "mantener lazos normales" entre Líbano y Arabia Saudí "a partir del respeto y la independencia", tal y como ha recogido la cadena de televisión libanesa Al Manar, vinculada a Hezbolá.

"El que está exigido es el agresor, que es Arabia Saudí, que debe recular y disculparse con el pueblo libanés", ha señalado. "Rechazamos toda relación que implique condiciones o dictados, estamos a favor de una relación independiente entre ambos países", ha argüido.

Por otra parte, Qasem ha apuntado que "Arabia Saudí no está contenta con el primer ministro, Nayib Mikati, ni con la totalidad del Gobierno. "No estuvo contenta con la formación del anterior Gobierno con el primer ministro Saad Hariri ni está satisfecha con toda formación existente, porque quiere a un primer ministro que le guste", ha zanjado.

Fuentes ministeriales citadas por medios libaneses la semana pasada apuntaron a que Mikati estaría sopesando un 'plan B' e incluso la posibilidad de dimitir a causa de la crisis diplomática ante la negativa de Kordahi de dimitir si no hay "garantías" sobre el fin de la crisis si da este paso.

Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Kuwait y Bahréin procedieron a retirar a sus embajadores y suspender parcialmente la cooperación económica, en un nuevo golpe a la ya maltrecha economía libanesa.

Líbano se encuentra sumido en una grave crisis ahondada por la pandemia de coronavirus y las explosiones de agosto de 2020 en el puerto de la capital, Beirut, lo que ha incrementado además la inestabilidad política.

El Banco Mundial ha señalado que la crisis es una de las peores en la historia moderna, en medio de las alzas de los productos básicos, los cortes de luz y el aumento del desempleo, que están provocando un aumento de la población en riesgo de caer por debajo del umbral de la pobreza.

Contador