Publicado 22/12/2020 15:01CET

Líbano/Israel.- EEUU dice que Israel y Líbano siguen "alejados" en el proceso de demarcación de su frontera marítima

Mike Pompeo en una rueda de prensa
Mike Pompeo en una rueda de prensa - Eurokinissi/Eurokinissi/dpa - Archivo

MADRID, 22 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Estados Unidos ha lamentado este martes que los gobiernos de Israel y Líbano permanecen "alejados" en sus posturas sobre la demarcación de la frontera marítima, más de dos meses después del inicio de sus contactos indirectos para intentar lograr una solución a la disputa.

"Lamentablemente, pese a la buena voluntad de ambas partes, siguen alejadas", ha dicho el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, quien ha reiterado que Washington "sigue dispuesto a mediar unas discusiones constructivas".

Así, ha pedido a Israel y Líbano que "negocien a partir de sus demandas marítimas respectivas, depositadas previamente ante Naciones Unidas" y ha incidido en que un acuerdo sobre este asunto "ofrecería potencialmente beneficios económicos a los pueblos de ambos países".

Las palabras de Pompeo han llegado cerca de un mes después de que el ministro de Energía de Israel, Yuval Steinitz, reclamase al presidente de Líbano, Michel Aoun, un proceso de conversaciones directas, días después de denunciar que Beirut ha cambiado en varias ocasiones su postura en el proceso.

Ambos países iniciaron el 14 de octubre un proceso de conversaciones indirectas que cuentan con la mediación de Estados Unidos y que se celebran bajo auspicios de Naciones Unidas en la sede del organismo internacional en la ciudad libanesa de Naqura, cerca de la frontera común.

Las negociaciones giran en torno a un área de 860 kilómetros cuadrados que, según ambos países, se sitúan en sus respectivas Zonas Económicas Exclusivas, un asunto de especial importancia después del hallazgo de reservas de gas en esta zona que tanto Israel como Líbano esperan poder explotar.

El bloque parlamentario del partido-milicia chií Hezbolá, Lealtad a la Resistencia, recalcó el 8 de octubre que las negociaciones con Israel "no están conectadas" con la posibilidad de un acuerdo de paz con "el enemigo sionista que usurpa Palestina".

Israel y Líbano están oficialmente en guerra y no mantienen relaciones diplomáticas. La frontera terrestre ha sido escenario de tensiones durante los últimos meses, en parte por la ausencia de un acuerdo para su demarcación.