Publicado 18/02/2021 14:48CET

Líbano/Israel.- Israel advierte a Hezbolá de que será "duramente golpeado" si estalla una guerra

Archivo - Líbano/Israel.- Israel advierte a Hezbolá de que será "duramente golpeado" si estalla una guerra
Archivo - Líbano/Israel.- Israel advierte a Hezbolá de que será "duramente golpeado" si estalla una guerra - Lisa Ferdinando/US Secretary of / DPA - Archivo

MADRID, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Defensa de Israel, Benjamin Gantz, ha advertido este jueves al partido-milicia chií libanés Hezbolá que será "duramente golpeado" en caso de que estalle una guerra, después de las recientes declaraciones del líder del grupo, Hasán Nasralá, sobre el "desastre" que supondría un conflicto.

Gantz ha resaltado que si Israel entra en combate con Hezbolá "la tierra en Líbano temblará y la organización terrorista será duramente golpeada", antes de agregar que el Ejército "está preparado para usar la fuerza que sea necesaria".

"Hezbolá sufriría un duro golpe y Líbano lo sentiría", ha manifestado Gantz, quien ha señalado que "pese a que Israel tiene las Fuerzas Armadas más fuertes de Oriente Próximo", hace frente a amenazas que podrían derivar en "días de batalla", según ha informado el diario israelí 'The Jerusalem Post'.

"Si hay días de batalla en los diferentes frentes, sería difícil para el frente nacional, pero sería considerablemente más difícil para nuestros enemigos", ha valorado. "Esto es cierto en particular para Hezbolá y Hamás, quienes violan el Derecho Internacional desarrollando capacidades ofensivas para operaciones en poblaciones civiles", ha zanjado.

Nasralá afirmó el martes que Hezbolá "no busca una confrontación" con Israel y alertó al país que el inicio de un conflicto sería "desastroso" y podría desembocar en una "guerra total". "Si nos imponen una guerra, la combatiremos", añadió.

"Digo claramente que si golpean nuestras ciudades, golpearemos sus ciudades. Si golpean nuestras aldeas, golpearemos sus asentamientos", manifestó, al tiempo que alertó "incluso contra el juego de 'unos días de combates'", algo que describió como "un juego desastroso para los israelíes".

Las palabras de Nasralá han llegado después de que el Ejército israelí llevara a cabo unas maniobras militares en las que simuló durante tres días una respuesta a un ataque por parte de Hezbolá. Israel y Líbano están oficialmente en guerra.