Publicado 27/12/2020 15:58CET

Líbano.- Jóvenes libaneses queman un campamento de refugiados sirios durante un enfrentamiento con una familia local

08 April 2019, Lebanon, Beirut: A Syrian refugee family heads to a nearby bus that will take some Syrian refugees back to Syria. Hundreds of Syrian refugees in Lebanon are heading back to Syria. According to the UN refugee agency, Lebanon is hosting aroun
08 April 2019, Lebanon, Beirut: A Syrian refugee family heads to a nearby bus that will take some Syrian refugees back to Syria. Hundreds of Syrian refugees in Lebanon are heading back to Syria. According to the UN refugee agency, Lebanon is hosting aroun - Marwan Naamani/dpa - Archivo

BEIRUT, 27 Dic. (DPA/EP) -

Cientos de refugiados sirios en Líbano se han visto obligados a desplazarse al raso después de que su campamento quedara destruido por un incendio intencionado, ocurrido durante una refriega con una familia libanesa.

El suceso ocurrió a última hora de este sábado en Minie, en el norte de Líbano, en una pelea que involucró a trabajadores sirios que vivían en el campamento y a una familia local. Durante el enfrentamiento, varios jóvenes libaneses comenzaron a prender fuego a las tiendas de campaña.

La pelea, cuyas causas están bajo investigación, ha dejado al menos tres heridos, uno de ellos por intoxicación grave, según la Defensa Civil libanesa, la agencia oficial de noticias libanesa NNA y la red de activistas del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

El incendio del campamento provocó además la explosión de varias bombonas de gas que proporcionaban calor y lumbre a los residentes, según el diario Annahar, en una deflagración de tal magnitud que los bomberos necesitaron cuatro horas para controlar las llamas, según la Defensa Civil libanesa.

El principal clérigo suní del país, el mufti Abdelatif Derian, ha calificado el incidente como un "crimen aberrante" y ha pedido que los responsables sean llevados ante la Justicia.

"Los refugiados son nuestros invitados y tenemos que ayudarles hasta que regresen a casa", ha añadido el clérigo sobre un país que acoge a millones de refugiados sirios, un millón de los cuales han huido de la guerra que comenzó en su país hace una década.