Publicado 25/06/2021 12:55CET

Líbano.- Líbano aprueba financiar las importaciones de combustible a una tasa de cambio más débil ante la escasez

Archivo - El primer ministro en funciones de Líbano, Hasán Diab
Archivo - El primer ministro en funciones de Líbano, Hasán Diab - -/Dalati & Nohra/dpa - Archivo

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro en funciones de Líbano, Hasán Diab, ha aprobado este viernes una propuesta para financiar las importaciones de combustible a una tasa de cambio más débil, ante la escasez de este material en el país en medio de la grave crisis económica en la que se encuentra sumido.

"Diab ha dado hoy su aprobación excepcional a la propuesta de su excelencia el ministro de Finanzas (Ghazi Uazni) para permitir la financiación de la importación de combustible sobre la base de precio de la tasa de cambio de 3.900 libras libanesas (cerca de 2,17 euros), en lugar de 1.500 libras libanesas (unos 0,8 euros)", ha dicho su oficina.

Asimismo, ha indicado en un comunicado que la decisión ha sido adoptada por Diab debido a su "sentido de responsabilidad nacional" y tras la aprobación de la cartilla de racionamiento por parte de las comisiones parlamentarias, de cara a un pleno que se celebrará la semana que viene.

La oficina de Diab ha destacado por ello que "es un intento de contribuir a superar la crisis que atraviesa el país, ayudar a controlar el proceso de compra de dólares en el mercado paralelo (...) y garantizar carburante a los ciudadanos durante los próximos tres meses", según ha informado la agencia estatal libanesa de noticias, NNA.

La decisión del primer ministro en funciones ha llegado un día después de que el presidente del país, Michel Aoun, se reuniera con Uazni y el gobernador del Banco Central, Riad Salamé, para abordar la grave crisis de carburante que atraviesa el país.

La propuesta implica que el combustible queda parcialmente subsidiado durante tres meses. La gasolina está subsidiada al 90 por ciento desde octubre de 2019 como parte de un programa gubernamental sobre bienes básicos, que Beirut sopesa retirar.

La tasa de cambio anunciada por Diab, más débil que la anterior, implicará una reducción en el subsidio sobre el combustible, por lo que aumentarán los precios, si bien el Gobierno contará con capacidad para seguir distribuyéndolo durante más tiempo.

Diab se encuentra en funciones desde su dimisión en agosto de 2020 a raíz de las protestas por las explosiones en el puerto de la capital, Beirut, que dejaron más de 200 muertos y enormes materiales, sin que por el momento haya acuerdo para formar nuevo Gobierno.

El proceso ha estado marcado por las tensiones entre Aoun y el primer ministro encargado, Saad Hariri, que han derivado en una grave crisis política que se suma a las crisis económica, sanitaria y social que atraviesa el país asiático.

En este contexto, el Banco Mundial afirmó el 1 de junio que la crisis económica en Líbano es una de las peores registradas a nivel mundial desde mediados del siglo XIX, con una caída drástica de cerca del 40 por ciento de PIB per cápita desde 2018.

El organismo subrayó en un informe que "la crisis financiera y económica en Líbano es probablemente una de las diez peores, y posiblemente una de las tres peores, desde mediados del siglo XIX", según una comparativa con las estudiadas en el periodo entre 1857 y 2013.