Publicado 16/10/2021 12:25CET

Líbano.- El líder de la asociación de víctimas de la explosión de Beirut retira su respaldo al juez instructor

Archivo - Daños materiales causados por las explosiones registradas el 4 de agosto en el puerto de la capital de Líbano, Beirut
Archivo - Daños materiales causados por las explosiones registradas el 4 de agosto en el puerto de la capital de Líbano, Beirut - Marwan Naamani/dpa - Archivo

MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la asociación de víctimas de las explosiones del año pasado en el puerto de Beirut, Ibrahim Hoteit, ha pedido la dimisión del juez encargado de la investigación, Tarek Bitar, al entender que está "politizado", en una polémica comparecencia que ha sido objeto de repulsa por otros integrantes del grupo.

En un vídeo publicado a última hora del viernes, Hoteit acusó a Bitar de estar "matando la investigación" y de alentar la tensión social en Líbano, donde fuerzas chiíes como Hezbolá y el movimiento Amal han acusado a Bitar de trabajar en nombre de potencias extranjeras.

De hecho, Hoteit ha denunciado una "intervención" estadounidense en el caso. "Estados Unidos nunca ha apoyado ningún tema a menos que tenga un motivo oculto", ha asegurado en el vídeo, recogido por el portal de noticias The New Arab.

La protesta de los dos grupos organizada el jueves contra el juez estalló en la peor violencia que Líbano ha visto en más de una década; una manifestación física de la crisis política que se desarrolla durante la investigación, y que se saldó con siete muertos tres de ellos miembros de Amal, y dos de Hezbolá. Un total de 19 personas resultaron detenidas.

Hezbolá acusa a la formación cristiana Fuerzas Libanesas --lideradas por Samir Geagea y que apoyan la investigación de Bitar sobre la explosión del puerto -- de haber desplegado a francotiradores en los tejados de edificios próximos al Palacio de Justicia, y disparar contra sus milicias. Fuerzas Libanesas ha negado toda responsabilidad en la escala de violencia.

Otros miembros del grupo de familias de las víctimas consideran que Hoiteit ha grabado el vídeo bajo coacción. "Instamos a todos a considerar el vídeo como hecho bajo presión para dividir nuestras comunidades", ha lamentado Paul Naggear, un miembro vocal de la asociación, en un mensaje a la prensa este mismo sábado.

La explosión del puerto de Beirut dejó al menos 218 muertos y 6.500 heridos. Un año después, nadie ha sido acusado en relación con la explosión.