Publicado 09/03/2021 14:34CET

Líbano.- Manifestantes bloquean por octavo día carreteras en Líbano para protestar contra la crisis económica

Bloqueo de una carretera en la capital de Líbano, Beirut, durante las protestas contra la crisis económica
Bloqueo de una carretera en la capital de Líbano, Beirut, durante las protestas contra la crisis económica - Marwan Naamani/dpa

MADRID, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

Manifestantes libaneses han bloqueado este martes por octavo día consecutivo carreteras en el país, en el marco de una serie de movilizaciones para protestar contra la crisis política y económica, recrudecida por la caída de la libra libanesa durante las últimas semanas.

Los manifestantes han procedido al bloqueo de carreteras que conectan con la capital, Beirut, así como otras en diversos puntos del país, al hilo de las protestas iniciadas la semana pasada por el aumento de los cortes de luz y el encarecimiento de los productos básicos.

Por otra parte, decenas de personas se han concentrado en la ciudad para apoyar a los soldados libaneses, después de que el jefe del Ejército, Joseph Aoun, pidiera que se evite cualquier interferencia con aquellos que se manifiestan pacíficamente, según ha informado el diario 'The Daily Star'.

La caída de la moneda libanesa ha provocado además retrasos en las importaciones de combustible, lo que ha incrementado los cortes eléctricos, que en algunas zonas llegan a ser de doce horas al día, sin que los partidos políticos hayan logrado acordar la composición de un nuevo Gobierno desde agosto.

En este contexto, el primer ministro en funciones, Hasán Diab, se ha mostrado dispuesto a poner fin a sus funciones para desbloquear el proceso, en medio de las diferencias entre el presidente y el primer ministro encargado, Michel Aoun y Saad Hariri, respectivamente.

Líbano, que afronta su peor crisis económica desde la guerra civil (1975-1990), se halla con un Gobierno en funciones desde agosto a raíz de la dimisión de Diab días después de las explosiones del 4 de agosto en el puerto de Beirut, que dejaron más de 200 muertos y 7.000 heridos.