Publicado 07/04/2021 11:48CET

Líbano.- El ministro de Exteriores de Egipto viaja a Líbano para intentar desbloquear la formación de Gobierno

Archivo - El ministro de Exteriores de Egipto, Samé Shukri
Archivo - El ministro de Exteriores de Egipto, Samé Shukri - Ayman Aref/dpa - Archivo

MADRID, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Exteriores de Egipto, Samé Shukri, ha viajad este miércoles a Líbano para mantener encuentros con los distintos partidos políticos e intentar desbloquear el proceso de formación de Gobierno, tras la dimisión en agosto de 2020 del ahora primer ministro en funciones, Hasán Diab.

Shukri, que ha sido recibido en el aeropuerto por su homólogo libanés, Charbel Uehbé, se ha reunido con el presidente, Michel Aoun, según ha confirmado la Presidencia libanesa, tal y como ha recogido la agencia estatal de noticias, NNA.

El ministro egipcio ha lamentado el bloqueo de la situación y ha manifestado que la formación del nuevo Ejecutivo "es importante para la estabilidad de Líbano y de la región", al tiempo que ha mostrado la disposición de El Cairo a "hacer todo lo posible" para poner fin a la crisis.

Según las informaciones recogidas por el diario libanés 'L'Orient le Jour', está previsto que Shukri se reúna con la gran mayoría de los partidos políticos, si bien en la agenda no figuran reuniones con los líderes del partido-milicia chií Hezbolá ni de la Corriente Patrióticas Libre de Yebran Basil.

La visita de Shukri ha tenido lugar además un día antes de que el vice secretario general de la Liga Árabe, Hosam Zaki, realice un viaje a Beirut para mantener reuniones con las autoridades libanesas, según fuentes citadas por el diario 'The Daily Star'.

La Liga Árabe reclamó el 23 de marzo a todos los partidos políticos de Líbano que logren progresos "rápidos" para poner fin al estancamiento en el proceso de formación de Gobierno y resaltó que la organización está dispuesta a intervenir para "reducir las diferencias" y permitir el surgimiento de un Ejecutivo.

El presidente del Parlamento libanés, Nabih Berri, presentó la semana pasada una nueva propuesta para intentar desbloquear las conversaciones, marcadas por las tensiones entre el presidente y el primer ministro encargado, Saad Hariri.

El país afronta su peor crisis económica desde la guerra civil (1975-1990) y se halla con un Gobierno en funciones desde agosto a raíz de la dimisión de Hasán Diab días después de las explosiones del 4 de agosto en el puerto de Beirut, que dejaron más de 200 muertos y 7.000 heridos.

La crisis económica se ha visto ahondada por la caída de la libra libanesa, que cotiza a cerca de 15.000 por cada dólar en el mercado negro, lo que ha provocado una oleada de protestas durante las últimas semanas, así como colas en las gasolineras ante el anuncio de un recorte de los subsidios.

Contador