Publicado 22/09/2021 14:18CET

Líbano.- El nuevo Gobierno eleva nuevamente los precios del combustible en medio de una grave crisis económica

Archivo - Protesta en Beirut contra la escasez de combustible en medio de la crisis económica en Líbano
Archivo - Protesta en Beirut contra la escasez de combustible en medio de la crisis económica en Líbano - Marwan Naamani/dpa - Archivo

World Vision alerta de un aumento del trabajo infantil y el abandono escolar

MADRID, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

El nuevo Gobierno de Líbano, que recibió el lunes la confianza del Parlamento, ha elevado nuevamente este miércoles los precios del combustible, la segunda alza en menos de una semana, en medio de una grave crisis económica en el país asiático.

El precio del combustible supera ya las 200.000 libras libanesas por cada 20 litros, tras un aumento del 16 por ciento respecto a las tarifas anunciadas el viernes por el Ministerio de Energía, tal y como ha recogido el diario libanés 'L'Orient le Jour'.

Así, el bidón de 20 litros de combustible de 95 octanos cuesta 202.400 libras libanesas, mientras que el de 98 octanos se eleva a las 209.300 libras, respecto a las 130.500 que costaba hace una semana. Por su parte, el bidón de diésel pasa a las 162.700 libras.

Por otra parte, el precio de la bombona de gas ha aumentado a 139.700 libras libanesas, un aumento del 50 por ciento desde principios de septiembre, en el marco del aumento de la escasez de combustible y las dificultades de la población para acceder al mismo debido a los elevados precios.

Líbano atraviesa una crisis económica y energética que ha provocado que las autoridades den potestad a las fuerzas de seguridad de apropiarse de la gasolina de las gasolineras para atender las necesidades de la población.

El Banco Mundial afirmó en junio que la crisis económica en Líbano es una de las peores registradas a nivel mundial desde mediados del siglo XIX, con una caída drástica de cerca del 40 por ciento de PIB per cápita desde 2018.

En este contexto, la organización no gubernamental World Vision ha alertado este mismo miércoles de que el trabajo infantil y el abandono escolar han aumentado en el país, que alcanza sus peores cifras en los últimos 20 años.

Según su informe 'Percepciones de los cuidadores y su influencia en la educación y el trabajo infantil en el Líbano', el 12,3 y el 71,6 por ciento de los hogares de libaneses y refugiados sirios, respectivamente, tienen al menos un niño de entre tres y 18 años que no está matriculado en ningún tipo de educación.

Asimismo, entre el 1,5 y el 20,2 por ciento de las familias libanesas y sirias tienen al menos un niño, de entre tres y 18 años, que trabaja. Cerca de la mitad de los cuidadores creen que las condiciones económicas actuales impulsan este aumento de trabajo infantil, mientras que el 37 ha afirmado que las creencias culturales son un motor clave de estas prácticas.

En este sentido, el 44 por ciento de los padres y cuidadores entrevistados piensa que la participación de los niños en un empleo remunerado mejora sus habilidades para la vida. Además, el 35,1 por ciento considera que es aceptable involucrar a los niños mayores de catorce años en el trabajo.

"La situación de los niños en Líbano ha empeorado en los últimos 20 meses", ha manifestado el director de World Vision en Líbano, Hans Bederski, quien ha incidido en que "este informe muestra que la situación socioeconómica de un hogar no es necesariamente el único factor determinante que obliga a los niños a abandonar la escuela".

"De forma alarmante, las percepciones de los padres, tal y como muestra el estudio, influyen significativamente en la decisión de que un niño vaya a trabajar", ha subrayado. "Si no se actúa ahora, las consecuencias intergeneracionales podrían ser de gran alcance, no sólo para Líbano, sino para toda la región de Oriente Próximo", ha zanjado.

Contador