Publicado 28/09/2020 13:33CET

Líbano.- Peligra la escolarización de uno de cada cuatro niños en Beirut por los daños de las explosiones

Líbano.- Peligra la escolarización de uno de cada cuatro niños en Beirut por los
Líbano.- Peligra la escolarización de uno de cada cuatro niños en Beirut por los - Marwan Naamani/dpa

MADRID, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

Las explosiones que devastaron el 4 de agosto el puerto de Beirut provocaron daños en 163 escuelas de la capital libanesa, lo que hace peligrar la escolarización de uno de cada cuatro niños, ha advertido este lunes la ONG Comité Internacional de Rescate (IRC, por sus siglas en inglés).

Más de 85.000 alumnos estaban inscritos en los centros que quedaron destruidos y que, en los casos más extremos, tardarán hasta un año en poder reconstruirse, un tiempo excesivo habida cuenta de que a mediados de octubre se reanudarán la clases. Los menores de las escuelas dañadas deberán desplazarse grandes distancias o asumir mayores costes de transporte, inasequibles en algunos casos.

El responsable del IRC en Líbano, Mohamad Nasser, ha lamentado que muchos de los niños "han visto cómo sus casas quedaban destruidas y sus familiares hospitalizados" por las explosiones que sacudieron Beirut hace casi dos meses y que dejaron unos 200 muertos.

"Algunos han perdido a sus seres queridos y otros se han quedado con heridas que les marcarán de por vida. Los niños necesitan estabilidad en sus vidas y la escuela es normalmente un lugar donde pueden conseguirla", ha afirmado Nasser, que teme que para muchos de estos menores "volver a la escuela no es una opción".

La ONG ha entrevistado en las últimas semanas a familias que ya atravesaban situaciones complicadas antes de las explosiones y que ahora, según Nasser, "lo tienen todavía más difícil para poner un comida en la mesa". Algunas de ellas han comenzado a sacar a sus hijos de la escuela para ponerlos a trabajar.

El IRC ha expresado su preocupación por las complicaciones derivadas del uso del transporte público, bien por las barreras que supone para personas con discapacidad o por derivar en situaciones de inseguridad o acoso, especialmente para las niñas y en turnos vespertinos.

"Nos tememos que muchas familias con hijas no permitirán que asistan a clase por miedo a su seguridad en el transporte público", ha reconocido el responsable local de la ONG, que cita este enfoque entre los factores que previsiblemente harán que este año haya menos alumnos inscritos en las escuelas de Beirut y sean aún menos "a medida que el curso avance".

Por este motivo, ha considerado "urgente" que las autoridades se impliquen en el sector educativo, no solo desde el punto de vista logístico, reparando los centros dañados, "sino también para garantizar que todos los niños que lo necesitan reciben apoyo emocional para hacer frente al estrés sufrido durante el verano".

Contador