Publicado 01/10/2021 18:33CET

Líbano.- La proveedora energética turca Karpowership anuncia el final de sus operaciones de suministro a Líbano

Archivo - 14 August 2021, Lebanon, Beirut: Vehicles queue outside a gas station in Beirut while Lebanese army soldiers supervise entry to curb fuel hoarding, as central bank chief Riad Salameh announced this week that he would no longer be able to subsidi
Archivo - 14 August 2021, Lebanon, Beirut: Vehicles queue outside a gas station in Beirut while Lebanese army soldiers supervise entry to curb fuel hoarding, as central bank chief Riad Salameh announced this week that he would no longer be able to subsidi - Marwan Naamani/dpa - Archivo

MADRID, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

La compañía turca Karpowership ha anunciado este viernes el fin de sus operaciones de suministro de electricidad a Líbano al terminar su contrato con la estatal Électricité du Liban (EdL), en un momento en que el país atraviesa una de las peores crisis económicas y energéticas de su historia.

"Durante nuestros ocho años operando en el Líbano, a pesar de todos los desafíos, hemos hecho todo lo posible para apoyar al pueblo libanés", ha hecho saber Karpowership en su declaración, recogida por el portal de noticias Naharnet. "Somos muy conscientes de la actual crisis energética del país", ha añadido la compañía en un comunicado en el que desea "lo mejor para el primer ministro, su gobierno y el país en los próximos meses y años".

Así pues, y según ha confirmado por otro lado a DPA un portavoz de la compañía, "a partir del 1 de octubre el contrato con EdL ha finalizado y, de esta forma, va a comenzar el proceso de cierre de las dos naves eléctricas", en referencia a las inmensas barcazas cuyos generadores suministran aproximadamente 370 megavatios, una cuarta parte del total de la energía que requiere el país.

En mayo, la compañía había suspendido el suministro de sus centrales eléctricas flotantes durante más de un mes, citando la falta de resolución de una disputa de pago que había durado meses y amenazas legales de apoderarse de sus barcos por acusaciones de corrupción.

Es probable que la pérdida de energía de los barcos turcos provoque cortes de energía más severos en todo Líbano. "Ahora tenemos dos horas de electricidad y para el resto lo dependemos de generadores privados", ha lamentado Munir Baalbacki, dueño de una tienda en Beirut, y agregó que la decisión significaba que se avecinaban días peores.

La semana pasada, EdL advirtió de un posible apagón total en Líbano a finales de este mes dado el agotamiento de las reservas de combustible. Los cortes de energía han sido más frecuentes en los últimos tiempos y los generadores privados no pueden proporcionar electricidad la mayor parte del tiempo debido a la escasez de combustible.

Contador