Publicado 23/07/2021 15:29CET

Líbano.- Suben de nuevo los precios del combustible en Líbano durante la mayor crisis energética de su historia reciente

Protesta en Beirut contra la escasez de combustible en medio de la crisis económica en Líbano
Protesta en Beirut contra la escasez de combustible en medio de la crisis económica en Líbano - Marwan Naamani/dpa

MADRID, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los precios del combustible en Líbano han vuelto a subir esta semana a pesar de la acuciante crisis energética --dentro de la parálisis política y económica general en el país-- que ha provocado constantes cortes de suministro durante las primeras semanas del verano.

La gasolina ha subido 2.600 libras libanesas (un euro y medio, más o menos), mientras que el gas de 10 litros ha subido 1,24 euros, según informa el portal de noticias Libnanews.

La escasez de combustible, la debilidad del banco central o las demoras en las líneas de crédito para pagar las importaciones de petróleo han ido minando progresivamente la economía energética nacional hasta el punto de que el precio allí de una tonelada de fueloil ha alcanzado los 5.000 euros, casi prohibitivo.

Este jueves hospitales, panaderías y recintos turísticos alertaban de la imposibilidad de conseguir el combustible necesario para el funcionamiento de sus generadores alternativos, que funcionan ya durante 20 horas al día ante la escasa fiabilidad de las líneas de suministro.

Por ahora, las autoridades libanesas ya están tratando de priorizar el suministro de panaderías. El primer ministro en funciones, Hasán Diab, ha ordenado la entrega de 500 toneladas de combustible a estos establecimientos.

Además, se espera que el director general de la Dirección General de Seguridad General, el general Abás Ibrahim, acompañe al ministro de Energía, Raymond Ghajar, a Irak para firmar un acuerdo que debería permitir la entrega al Líbano de un millón de toneladas de fueloil.

El Banco Mundial afirmó el 1 de junio que la crisis económica en Líbano es una de las peores registradas a nivel mundial desde mediados del siglo XIX, con una caída drástica de cerca del 40 por ciento de PIB per cápita desde 2018.

El organismo subrayó en un informe que "la crisis financiera y económica en Líbano es probablemente una de las diez peores, y posiblemente una de las tres peores, desde mediados del siglo XIX", según una comparativa con las estudiadas en el periodo entre 1857 y 2013.