Publicado 21/08/2020 16:05CET

Líbano.- UNICEF alerta de que más de la mitad de los niños afectados por la detonación padecen algún tipo de trauma

Líbano.- UNICEF alerta de que más de la mitad de los niños afectados por la deto
Líbano.- UNICEF alerta de que más de la mitad de los niños afectados por la deto - Marwan Bou Haidar/APA Images via / DPA

ACNUR compromete apoyo inmediato a más de 100.000 afectados por la explosión de Beirut y la pandemia en Líbano

MADRID, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia, UNICEF, ha detallado algunas de las consecuencias más graves a medio plazo para los niños afectados de la gran explosión de Beirut, la mitad de los cuales, aproximadamente, han quedado traumatizados por la detonación.

Según ha informado este viernes la portavoz de UNICEF en Ginebra, Marixie Mercado, una reciente encuesta entre las víctimas indica que la mitad de los niños han exhibido cambios de comportamiento, síntomas de trauma o estrés extremo.

"Esto implica ansiedad grave, permanecer en silencio o alejarse de la familia, tener pesadillas y problemas para dormir, y comportamiento agresivo. Además, un tercio de los hogares ha informado también de síntomas negativos entre los adultos", de acuerdo con la portavoz.

"Muchos niños necesitarán apoyo psicosocial urgente y duradero para afrontar el trauma de las explosiones", ha añadido Mercado, cuya organización ya está proporcionando apoyo en forma de kits psicosociales para niños y padres, de espacios amigos de la infancia instalados en las zonas afectadas y de apoyo más especializado, intenso y a largo plazo para quienes lo necesiten.

APOYO INMEDIATO PARA LOS AFECTADOS

El alto comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, ha anunciado este viernes un programa de apoyo inmediato a los afectados por la gran explosión de hace dos semanas en Beirut y la llegada de fondos adicionales para los afectados por la pandemia, agravada por el efecto de la detonacion, que ha dejado a cientos de miles de personas en situación particularmente vulnerable.

Así lo ha hecho saber durante una visita precisamente a la capital del país, en la que ha sido testigo de los efectos de la explosión de las 2.700 toneladas de nitrato de amonio en el almacén del puerto, que arrasó con las instalaciones y buena parte de la ciudad.

"La situación es muy difícil. Líbano está enfrentándose a múltiples desafíos: la crisis económica, la pandemia de COVID-19, el impacto del conflicto sirio, y ahora, esta explosión horrible. Todos tenemos un papel que desempeñar en la respuesta. No podemos dejar que la gente duerma al aire libre, sin techo y sin privacidad, expuesta a la inseguridad alimentaria, la falta de agua y de medicinas", ha declarado.

Con el objeto de cubrir estas necesidades inmediatas, la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) que dirige Grandi ha movilizado total de 35 millones de dólares, repartidos entre 32,6 millones para intervenciones en refugios y 2,4 millones para actividades de protección durante los próximos tres meses.

En lo que se refiere a la respuesta adicional contra la pandemia de coronavirus, Grandi ha anunciado otros tres millones de dólares adicionales a los 40 inicialmente comprometidos para contener la propagación de la pandemia en el país, dado el efecto de la explosión en los servicios médicos de la capital, donde ACNUR ha proporcionado unos 3.100 kits de refugio que han beneficiado a unas 100.000 personas.

Los millones adicionales servirán para cubrir las necesidades de unos 800 pacientes hospitalizados, de acuerdo con las estimaciones de Grandi, al término de una visita que le ha reunido con el presidente del país, Michel Aoun, y el actual primer ministro en funciones, Hasán Diab.

Grandi ha querido incidir en las circunstancias particulares de un país que "alberga el mayor número de refugiados per cápita del mundo". "No es el momento de que la comunidad internacional deje solo a Líbano. Estoy aquí para decirles a todas las comunidades afectadas --libanesas, refugiados y muchas otras-- que haremos todo lo posible para ayudarles a superar estas dificultades", ha añadido, en un momento crítico en particular para la población infantil.

DAÑOS POSTERIORES

Por otro lado, UNICEF ha presentado una evaluación adicional de la actual situación en la capital de Líbano, donde un 5 por ciento de los edificios de las áreas afectadas se han desconectado de la principal red de agua y los servicios de gestión de residuos sufren limitaciones y retrasos, lo cual aumenta el riesgo de enfermedades transmitidas a través del agua.

Además, seis hospitales principales y 20 clínicas han sufrido daños estructurales parciales o importantes. Esto ha reducido su capacidad total en 500 camas, mientras que 159 escuelas públicas y privadas, y 20 centros Técnicos y de Formación Profesional, que dan servicio a 50.000 niños y jóvenes, han sufrido daños de menores a significativos

Al igual que ACNUR, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia ha pedido la colaboración de los donantes para recabar otros 39,5 millones de euros que respondan a las necesidades inmediatas de los niños y las familias de Líbano durante los próximos tres meses.

"Hasta ahora hemos recibido 1,3 millones de dólares y algo más viene en camino. Estamos agradecidos por estas contribuciones oportunas y flexibles y es vital seguir aumentando el apoyo", ha destacado.