Publicado 26/02/2021 14:30CET

En libertad bajo fianza los tres ministros de Tailandia condenados por las protestas que llevaron al golpe en 2014

Archivo - Bandera de Tailandia.
Archivo - Bandera de Tailandia. - FLICKR / IVÁN UTZ - Archivo

MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal de Tailandia ha puesto este viernes en libertad bajo fianza a ocho de las 26 personas condenadas a penas de prisión por su colaboración en la organización de las protestas contra el Gobierno de la ex primera ministra Yingluck Shinawatra que llevaron al golpe de Estado en 2014, entre ellas tres ministros del actual Gabinete.

Todos ellos han permanecido dos noches en prisión, si bien ya han podido abandonar las dependencias policiales, según informaciones del diario 'The Bangkok Post'. La medida ha sido aprobada a primera hora de la mañana por un Tribunal de Apelaciones, que ha resuelto a favor de su liberación temporal dado que no existe riesgo de fuga.

Los tres ministros fueron cesados poco después de conocerse el veredicto el miércoles. En este sentido, el primer ministro, el general Prayuth Chan Ocha, ha anunciado que nombrará a sustitutos la próxima semana.

Tal y como recoge el fallo, la mayoría de ellos, que son antiguos líderes del Comité Popular para la Reforma Democrática (PDRC, por sus siglas en inglés), han sido hallados culpables de las protestas registradas entre 2013 y 2014, consideradas como las precursoras del golpe de Estado.

El grupo acusaba entonces al Gobierno de Yingluck de falta de legitimidad y pedían su dimisión para acabar con un régimen que consideraban que estaba vinculado a su hermano, Thaksin Sinawatra, también ex primer ministro que abandonó el país tras el golpe militar de 2006.

Tanto Thaksin como Yingluck han sido vistos como los principales rivales del régimen respaldado por el 'establishment' tailandés, ahora con el primer ministro, el general Prayuth Chan Ocha, al frente.

Los condenados se enfrentan a penas de entre cuatro meses y nueve años de prisión por incitar a la protesta, si bien todos ellos pueden apelar la decisión del tribunal, que ha negado la puesta en libertad bajo fianza a la mayoría de ellos.