Publicado 20/09/2021 01:11CET

Libia.- El Alto Consejo de Estado aprueba la base constitucional de las elecciones en Libia

Archivo - Bandera de Libia
Archivo - Bandera de Libia - PPI / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

EL Alto Consejo de Estado de Libia ha aprobado este domingo una base constitucional para la celebración de elecciones para escoger las autoridades legislativas y ejecutivas del país magrebí.

Esta base ha sido desarrollada por el Comité de Derecho Electoral del propio Consejo de Estado y contiene 63 puntos, entre ellos que la autoridad legislativa del país debe estar bajo la Cámara de Representantes y el Senado.

Los aspirantes a ocupar estos asientos deberán ser musulmanes libios, no tener la ciudadanía de otro país y ser mayor de 40 años. La membresía de la Cámara de Representantes será de cuatro años a partir de la primera sesión, y 90 días antes del final de la legislatura se deberán dar comienzo a unas nuevas elecciones, tal y como informa 'The Libya Observer'.

El presidente del país deberá ser un musulmán libio de padres musulmanes y no tener ciudadanía extranjera, además no debe estar casado con un ciudadano no libio ni tener antecedentes penales.

Uno de los artículos más importantes es el hecho de que ningún oficial militar, incluso si renunciaron hace menos de dos años, puede postularse para presidente. Esto puede tornarse en motivo de controversia entre el Alto Consejo de Estado y la Cámara de Representantes, ya que en base a este artículo el general Jalifa Haftar no podría presentarse al cargo.

La Cámara de Representantes aprobó unilateralmente la ley de elecciones presidenciales y no solicitó al Consejo una consulta en violación del acuerdo político. La ley ha sido ampliamente rechazada por los partidos políticos libios, incluidos los parlamentarios que han acusado al presidente de la Cámara de Representantes, Aqila Saleh, de aprobar la ley por su cuenta y en beneficio propio.

Libia cuenta desde marzo con un Gobierno de unidad tras un proceso de conversaciones para unificar las administraciones enfrentadas, después de que las autoridades asentadas en Trípoli, reconocidas internacionalmente, repelieran el año pasado la ofensiva lanzada en 2019 por el general Haftar, leal a las autoridades orientales.

El nuevo Ejecutivo tiene entre sus principales objetivos la organización de unas elecciones legislativas y presidenciales, con las que se espera dar carpetazo a la crisis institucional abierta en 2014 y a la inestabilidad que sufre desde la captura y ejecución en octubre de 2011 del entonces líder libio, Muamar Gadafi.