Publicado 06/10/2021 10:54CET

Libia.- El Alto Consejo de Estado rechaza la ley electoral aprobada en Tobruk que aplaza las parlamentarias en Libia

Archivo - El primer ministro del Gobierno de unidad de Libia, Abdul Hamid Dbeibé
Archivo - El primer ministro del Gobierno de unidad de Libia, Abdul Hamid Dbeibé - Fabio Frustaci/POOL/LaPresse via / DPA - Archivo

MADRID, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Alto Consejo de Estado de Libia ha rechazado la ley electoral para las parlamentarias aprobada por la Cámara de Representantes, con sede en Tobruk (este), y ha denunciado que se trata de una violación del acuerdo político alcanzado para intentar poner fin al conflicto y allanar el camino a la celebración de elecciones en el país africano.

"Hacemos responsable a la Cámara de Representantes de todo aplazamiento o alteración de la fecha de las elecciones como resultado de acciones unilaterales que no se fundamentan en el acuerdo político", ha dicho Muhamad Abdelnaser, portavoz del Alto Consejo de Estado, con sede en la capital, Trípoli, según ha informado el diario 'The Libya Observer'.

El Alto Consejo de Estado y la Cámara de Representantes fracasaron en sus intentos de lograr un consenso sobre las leyes que regirán las presidenciales y las parlamentarias durante las reuniones mantenidas el 30 de septiembre y el 1 de octubre en la capital de Marruecos, Rabat.

Tras ello, la Cámara de Representantes aprobó el lunes una ley para las parlamentarias y anunció el aplazamiento durante 30 días de las mismas, por lo que se celebrarían en enero, a pesar de que el acuerdo político contempla que tanto las presidenciales como las legislativas deberían tener lugar el 24 de diciembre de 2021.

Aunque se espera con estas elecciones dar carpetazo a la crisis institucional abierta en 2014 y a la inestabilidad que sufre desde la captura y ejecución en 2011 del entonces líder, Muamar Gadafi, las disputas legales en torno a su celebración ha puesto de relieve la profunda división que existe aún en el país.

En el marco de estas tensiones, la Cámara de Representantes aprobó el 21 de septiembre una moción de censura contra el Gobierno interino que encabeza Abdul Hamid Dbeibé como primer ministro, una decisión inmediatamente criticada por el Alto Consejo de Estado, que dijo que no la reconocería.

El propio Dbeibé aseguró posteriormente que no dimitirá y rechazó la legitimidad de la decisión. Asimismo, la Misión de Apoyo de Naciones Unidas en Libia (UNSMIL) mostró su "preocupación" por esta moción de censura y reafirmó que en lo que a la organización respecta el Gobierno interino continúa siendo el "legítimo" hasta que sea remplazado por otro en las urnas.

Alrededor de una semana antes, el presidente de la Cámara de Representantes, Aguila Salé, había ratificado una legislación que regirá las próximas elecciones sin presentar el texto a votación, en medio de las críticas contra él por intentar beneficiar al general Jalifa Haftar, quien posteriormente anunció que abandonaba su cargo para poder concurrir a las urnas, algo permitido por esta polémica legislación.

Libia cuenta desde marzo con un Gobierno de unidad tras un proceso de conversaciones para unificar las administraciones enfrentadas, después de que las autoridades asentadas en Trípoli, reconocidas internacionalmente, repelieran el año pasado la ofensiva lanzada en 2019 por Haftar, leal a las autoridades orientales.

El nuevo Ejecutivo tiene entre sus principales objetivos la organización de unas elecciones legislativas y presidenciales, con las que se espera dar carpetazo a la crisis institucional abierta en 2014 y a la inestabilidad que sufre desde la captura y ejecución en octubre de 2011 del entonces líder libio, Muamar Gadafi.

Contador