Publicado 21/09/2021 01:18CET

Libia.- El Alto Consejo de Libia pide posponer las elecciones hasta la celebración de un referéndum constitucional

Archivo - Bandera de Libia
Archivo - Bandera de Libia - PPI / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

El jefe Alto Consejo de Estado, Jalid al Mishri, ha propuesto posponer la celebración de las elecciones presidenciales hasta que no se realice un referéndum constitucional.

Al Mishri ha detallado su propuesta en una conferencia de prensa en la capital libia, Trípoli, donde ha añadido que las elecciones parlamentarias sí que conservarían su fecha prevista, el 24 de diciembre, según recoge el diario 'The Libya Observer'.

Tras la puesta en marcha de estos comicios parlamentarios, el Alto Consejo de Estado y la Cámara de Representantes quedarían fuera de la ecuación a la hora de realizar un referéndum constitucional en un periodo máximo de un año.

Además, Al Mishri ha añadido que el Alto Consejo de Estado considera que las votaciones para elegir un nuevo presidente no aportarán estabilidad al país, cuando este debería ser el verdadero objetivo final de las elecciones.

En esta línea, ha remarcado que la Cámara de Representantes no tiene la potestad de emitir leyes de forma unilateral, y que en caso de que no cesase en sus empeños de aprobar una ley electoral, sería considerado como un obstáculo para los celebración de elecciones. Además ha avanzado que el organismo que representa tiene un plan en caso de que el Parlamento continúe trabajando por su cuenta.

Finalmente, Al Mishri ha señalado que la base constitucional aprobada este domingo por el Alto Consejo ha sido remitida a la Cámara de Representantes, así como a la Alta Comisión Electoral y la Misión de Apoyo de las Naciones Unidas en Libia (UNSMIL).

Esta base ha sido desarrollada por el Comité de Derecho Electoral del propio Consejo de Estado y contiene 63 puntos, entre ellos que la autoridad legislativa del país debe estar bajo la Cámara de Representantes y el Senado.

Uno de los artículos más importantes del documento es el que detalla que ningún oficial militar, incluso si renunciaron hace menos de dos años, puede postularse a la Presidencia. Esto puede tornarse en motivo de controversia entre el Alto Consejo de Estado y la Cámara de Representantes, ya que en base a este artículo el general Jalifa Haftar no podría presentarse al cargo.

Libia cuenta desde marzo con un Gobierno de unidad tras un proceso de conversaciones para unificar las administraciones enfrentadas, después de que las autoridades asentadas en Trípoli, reconocidas internacionalmente, repelieran el año pasado la ofensiva lanzada en 2019 por el general Haftar, leal a las autoridades orientales.

El nuevo Ejecutivo tiene entre sus principales objetivos la organización de unas elecciones legislativas y presidenciales, con las que se espera dar carpetazo a la crisis institucional abierta en 2014 y a la inestabilidad que sufre desde la captura y ejecución en octubre de 2011 del entonces líder libio, Muamar Gadafi.