Publicado 09/11/2020 13:00CET

Libia.- Arranca en Túnez el proceso de conversaciones cara a cara en el seno del Foro de Diálogo Político Libio

El presidente de Túnez, Kais Saied, y la enviada de la ONU para Libia, Stephanie Williams, durante el inicio del Foro de Diálogo Político Libio en Túnez
El presidente de Túnez, Kais Saied, y la enviada de la ONU para Libia, Stephanie Williams, durante el inicio del Foro de Diálogo Político Libio en Túnez - Khaled Nasraoui/dpa

Días después de su inicio por videoconferencia y tras el acuerdo de alto el fuego permanente

MADRID, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Foro de Diálogo Político Libio (LPDF) ha sido inaugurado este lunes en Túnez para el inicio de las conversaciones cara a cara para lograr un acuerdo político a la crisis en el país, días después de que fuera lanzado por videoconferencia a causa de la pandemia de coronavirus y en medio del aumento de los contactos entre las partes en conflicto.

La enviada especial de Naciones Unidas para Libia, Stephanie Williams, ha reconocido durante su discurso inaugural que "la ruta hasta este foro no ha sido un camino de rosas ni ha sido fácil llegar a este día", al tiempo que ha dado las gracias a Túnez y a los participantes en los contactos previos por hacer posible este momento.

"Estamos avanzando, con pasos firmes en los múltiples caminos que la ONU supervisa, dependiendo de la determinación de los libios", ha señalado, en referencia en el proceso de tres vías --militar, económica y política-- pactados en la Conferencia de Berlín y respaldados por el Consejo de Seguridad de la ONU.

"Nos fundamentamos firmemente en la voluntad del pueblo libio y en su derecho a proteger su patria, su soberanía y su riqueza", ha destacado Williams, quien ha estado encabezando los últimos esfuerzos de mediación internacional para lograr una solución pacífica al conflicto.

Por su parte, el presidente de Túnez, Kais Saied, ha hecho hincapié en que los libios "tienen una firme voluntad de superar todos los obstáculos" y ha incidido en que la apertura del LPDF "es un momento histórico". "Túnez está orgulloso de esta reunión porque será el preludio de una nueva legitimidad", ha argüido.

"Les pido que se centren en una Libia unificada. No hay espacio para dividir Libia. Algunos hablan de este y oeste, pero el pueblo libio es uno. La solución es que el pueblo libio recupere su soberanía total", ha puntualizado.

Libia vive sumida en el caos desde la caída del régimen de Muamar Gadafi en 2011. El conflicto actual enfrenta al Gobierno reconocido internacionalmente, con sede en Trípoli, con el establecido en la ciudad de Tobruk, en el este, y sustentado por el general Haftar.

Los contactos entre las partes se han intensificado desde que el Gobierno de unidad, reconocido internacionalmente y respaldado militarmente por Turquía, rechazara la ofensiva lanzada en abril de 2019 por Haftar, que cuenta con el respaldo de Egipto, Rusia y Emiratos Árabes Unidos (EAU), contra la capital, Trípoli.

Las partes acordaron recientemente un alto el fuego permanente y han mantenido contactos en el interior del país para su aplicación, en el marco de las conversaciones en el seno de la Comisión Militar Conjunta (JMC), parte de la 'vía de seguridad' pactada en Berlín.

Por su parte, el primer ministro del Gobierno de unidad de Libia, Fayez Serraj, anunció a finales de octubre su decisión de dar marcha atrás en su compromiso de dimitir a la espera de los resultados del LPDF --del que debe salir el nuevo órgano ejecutivo al que le entregará el poder--, con el objetivo de evitar que el país caiga en una situación de vacío de poder.

La duplicidad institucional en Libia se retrotrae a las elecciones parlamentarias de 2014, que dividieron las administraciones, sin que las asentadas en el este --anteriormente reconocidas por la comunidad internacional-- y el Gobierno de unidad, surgido de un acuerdo en 2015, consiguieran pactar su unificación desde entonces.

Contador