Publicado 06/05/2020 07:29CET

Libia.- Bensouda denuncia que se podrían estar cometiendo crímenes de guerra en la capital libia de Trípoli

Libia.- Bensouda denuncia que se podrían estar cometiendo crímenes de guerra en
Libia.- Bensouda denuncia que se podrían estar cometiendo crímenes de guerra en - Manuel Elias/UN/dpa - Archivo

MADRID, 6 May. (EUROPA PRESS) -

La fiscal jefe del Tribunal Penal Internacional (TPI), Fatou Bensouda, ha denunciado este martes ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas la "violencia sin cesar" que se está produciendo en la capital de Libia, Trípoli, provocando un alto número de víctimas civiles, lo que podría suponer crímenes de guerra.

En una sesión informativa vía telemática, Bensouda ha explicado que se podrían estar cometiendo crímenes de guerra en las ofensivas aéreas que se están llevando a cabo sobre la capital libia y que están dirigidas por el Ejército Nacional de Libia del mariscal Jalifa Haftar, con el respaldo de algunas potencias extranjeras.

Bensouda ha recordado que, según el Estatuto de Roma, "atacar intencionalmente a civiles no combatientes es un crimen de guerra" que podría ser juzgado por el TPI y ha denunciado también las "graves y persistentes" detenciones arbitrarias, así como los malos tratos que migrantes y refugiados están recibiendo durante su paso por Libia.

La fiscal jefe del TPI ha señalado que "tales crímenes son muy comunes" y ha relatado cómo algunas de las personas que fueron detenidas han podido posteriormente denunciar "los brutales métodos de tortura", mientras que otras murieron por las heridas o por la falta de asistencia sanitaria.

En ese sentido, ha detallado que las detenciones que se están llevando a cabo "sin el debido proceso", pueden derivar en "asesinatos extrajudiciales, torturas y diversas formas de violencia sexual".

DESAPARICIONES FORZADAS

Bensouda ha alertado al Consejo de Seguridad de que se están produciendo "con casi total impunidad" un "creciente" número de desapariciones forzadas, que están provocando un grave sufrimiento dentro de muchas comunidades, en especial cuando se trata de miembros destacadas de estas, "como activistas políticos, defensores de los Derechos Humanos y periodistas".

"Se envía un fuerte mensaje de que las voces de disidencia no serán toleradas", ha explicado Bensouda, quien ha pedido seguir el caso de la psicóloga y defensora de los Derechos Humanos Siham Sergewa, diputada de la Cámara de Representantes de Libia para Benghazi desde 2014 y desaparecida desde julio pasado.

GADAFI, UN "PRÓFUGO DELIBERADO"

El TPI, ha señalado Bensouda, dictaminó en marzo "por unanimidad", y en medio de continuas violaciones, que la situación de Saif al Islam Gadafi es admisible, pues el hijo del finado líder libio Muamar Gadafi, pese a haber sido condenado en ausencia en Libia en 2016, "no ha hecho ningún esfuerzo por rendirse" y lo ha calificado como "prófugo deliberado" que está "evadiendo activamente la Justicia", tanto en Libia como ante el TPI.

También ha informado de que las órdenes de arresto contra Al Tuhamy Jaled en El Cairo y Mahmoud al Werfalli, que según los informes están bajo el mando de Haftar, aún no han sido ejecutadas.

"El curso de la Justicia no puede avanzar más sin el arresto y la rendición de los sospechosos ante el TPI", ha expuesto, para lo que necesita, ha dicho, la colaboración no sólo del Consejo de Seguridad, sino también el de resto de actores internacionales, incluidos los estados.

"Hago un llamamiento a este Consejo, a los estados miembro del Tribunal y a la comunidad internacional en general para que se mantengan firmes con el TPI y su mandato crucial para poner fin a la impunidad de los crímenes más graves del mundo", ha concluido.