Publicado 13/02/2020 16:10:33 +01:00CET

Libia.- Di Maio se reúne con Haftar en Benghazi tras su encuentro con Serraj para buscar un alto el fuego en Libia

Libia.- Di Maio se reúne con Haftar en Benghazi tras su encuentro con Serraj par
Libia.- Di Maio se reúne con Haftar en Benghazi tras su encuentro con Serraj par - Fabio Cimaglia/LaPresse via ZUMA / DPA - Archivo

MADRID, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Exteriores italiano, Luigi di Maio, se ha reunido con el mariscal de campo Jalifa Haftar, el hombre fuerte del gobierno libio afincado en el este del país, un día después de hacer lo propio con el primer ministro del Gobierno reconocido internacionalmente, Fayez Serraj, según informa la agencia de noticias AdnKronos.

Según este medio, el encuentro está teniendo lugar en Benghazi, en el este del país. Di Maio se reunió la víspera en Trípoli, la capital del país, con Serraj y con el ministro del Interior libio, Fathi Bashagha.

"Seguimos trabajando para el respeto del embargo de armas y para llevar a las partes a un alto el fuego permanente", escribió el jefe de la diplomacia al término de dichos encuentros en su perfil en Facebook.

Di Maio, que sostuvo que los bombardeos de la OTAN de 2011 que llevaron a la caída del régimen de Muamar Gadafi fueron "un error imperdonable", aseguró que "Italia será determinante en cualquier decisión europea" que tenga que ver con el país norteafricano.

Por otra parte, subrayó que "hay un riesgo de terrorismo que no se puede infravalorar" así como "países que ignoran la paz y que siguen armando a las partes en el terreno". "No podemos aceptarlo", advirtió.

El encuentro entre Di Maio y Haftar, del que por el momento no hay más detalles, se produce después de que el Consejo de Seguridad de la ONU aprobara el miércoles una resolución que respalda los resultados de la conferencia de paz de Berlín sobre el conflicto de Libia y pidiera un alto el fuego "permanente".

El texto adoptado por la ONU, que fue redactado por Reino Unido y aprobado con 14 votos a favor y la abstención de Rusia, incide en "la necesidad de un alto el fuego permanente en Libia, a la primera oportunidad, sin condiciones previas". También reafirma su apoyo a la Misión de la ONU en Libia (UNSMIL) y a su jefe, Ghasán Salamé.

Asimismo, reconoce el papel "clave" de los países africanos para acabar con la violencia en Libia, especialmente la Unión Africana y la Liga Árabe.

Por otra parte, la resolución 2510 también expresa su "grave preocupación" por la participación de "grupos terroristas" en el conflicto, además de por la intervención de "mercenarios".

En este contexto, insiste en los compromisos asumidos en Berlín para cumplir con el embargo de armas impuesto por el Consejo de Seguridad, "incluyendo el cese de todo apoyo y la retirada de todos los mercenarios armados", al tiempo que exige "a todos los estados miembro que no intervengan en el conflicto".

A principios de abril de 2019 las fuerzas del este de Libia, bajo el mando de Haftar, pusieron en marcha una ofensiva para hacerse con Trípoli. Tras meses estancada, Haftar anunció a mediados de diciembre el inicio de la "batalla final". En este contexto, sus fuerzas tomaron por sorpresa a principios de enero la ciudad de Sirte, en un duro golpe al Gobierno de unidad.