Publicado 23/11/2021 18:36CET

Libia.- Dimite el enviado especial de la ONU para Libia un mes antes de las elecciones presidenciales

Archivo - FILED - 18 March 2021, Berlin: UN Special Envoy for Libya Jan Kubis reatcs during a joint press conference with German Foreign Minister Heiko Maas (not pictured), after their meeting at the Federal Foreign Office. Only one month before the plann
Archivo - FILED - 18 March 2021, Berlin: UN Special Envoy for Libya Jan Kubis reatcs during a joint press conference with German Foreign Minister Heiko Maas (not pictured), after their meeting at the Federal Foreign Office. Only one month before the plann - Kay Nietfeld/dpa-Pool/dpa - Archivo

TRÍPOLI, 23 Nov. (DPA/EP) -

El enviado especial de Naciones Unidas para Libia, Jan Kubis, ha presentado este martes por sorpresa su dimisión, un mes antes de las elecciones presidenciales en el país africano.

Por el momento, se desconocen las razones que han llevado al diplomático eslovaco a dimitir, una decisión que puede poner en peligro la celebración de los comicios y las esperanzas de estabilidad política a largo plazo en Libia, ya que la ONU ha llevado a cabo un proceso de mediación que logró un alto el fuego en octubre de 2020.

La 'hoja de ruta' pactada para la celebración de elecciones y que sustenta el actual Gobierno de transición también se han logrado bajo la mediación de Naciones Unidas. Según fuentes del Consejo de Seguridad de la ONU citadas por la agencia de noticias DPA, una de las posibles razones que explica la dimisión de Kubis es que podría no sentirse suficientemente apoyado por su trabajo. También apuntan a ciertos desacuerdos con el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres.

Kubis ocupaba el cargo desde principios de este año, después de que Guterres haya tenido problemas para ocupar la vacante. El verdadero favorito era Nikolai Mladenov, que fue enviado a Oriente Próximo. No obstante, se retiró por sorpresa poco antes de su nombramiento, que ya estaba previsto. El enviado especial anterior, Ghasán Salamé, dimitió también, aduciendo altos niveles de estrés.

Libia cuenta desde marzo con un Gobierno de unidad tras un proceso de conversaciones para unificar las administraciones enfrentadas, después de que las autoridades asentadas en Trípoli, reconocidas internacionalmente, repelieran el año pasado la ofensiva lanzada en 2019 por Haftar, leal a las autoridades orientales.

El nuevo Ejecutivo tiene entre sus principales objetivos la organización de unas elecciones legislativas y presidenciales, previstas para el 24 de diciembre, con las que se espera dar carpetazo a la crisis institucional abierta en 2014 y a la inestabilidad que sufre desde la captura y ejecución en octubre de 2011 de Gadafi.

Contador