Publicado 03/11/2020 18:07CET

Libia.- EEUU aplaude los "valientes esfuerzos" de las partes tras los primeros contactos a nivel militar dentro de Libia

Los jefes de las delegaciones militares de las partes enfrentadas en Libia tras el acuerdo para un alto el fuego permanente
Los jefes de las delegaciones militares de las partes enfrentadas en Libia tras el acuerdo para un alto el fuego permanente - Violaine Martin/UN Geneva/dpa

Las delegaciones abordan la aplicación del acuerdo de alto el fuego permanente

MADRID, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

Estados Unidos ha aplaudido este martes los "valientes esfuerzos" de las partes enfrentadas en Libia al hilo del inicio de los primeros contactos en el interior del país entre sus delegaciones militares para abordar la aplicación del acuerdo de alto el fuego permanente alcanzado el 23 de octubre en la ciudad suiza de Ginebra.

El embajador estadounidense en Libia, Richard Norland, ha resaltado que "esta importante trayectoria continuará cuando un grupo más amplio y representativo de libios se reúna en Túnez a partir del 9 de noviembre para el Foro de Diálogo Político Libio (LPDF), facilitado por Naciones Unidas".

Así, ha recordado en su comunicado que este foro "tiene como objetivo fijar una 'hoja de ruta' para unas elecciones nacionales a través de las cuales todos los libios ejerzan su derecho soberano e inalienable a elegir su futuro a través de medios democráticos".

Norland ha expresado además la satisfacción de Washington con el hecho de que "la inmensa mayoría de los libios estén trabajando de buena fe para aprovechar estas oportunidades históricas para Libia para restaurar la soberanía y lograr un futuro más brillante".

"Lamentablemente, hay un pequeño grupo de libios que, en concierto con otros actores externos, está intentando socavar al diálogo facilitado por la ONU, saquear la riqueza libia y priorizar las ambiciones personales sobre el bienestar de la nación", ha señalado.

Por ello, ha destacado el apoyo de la Embajada estadounidense "a los libios que rechazan la violencia, se oponen a la manipulación extranjera y se unen en un diálogo pacífico y patriótico". "Recordamos a los que se pongan en el camino del progreso que siguen bajo el riesgo de sanciones", ha remachado.

Las palabras de Norland han llegado un día después del inicio entre las delegaciones militares en la ciudad de Ghadames, que han continuado este martes, según ha confirmado la Misión de Apoyo de Naciones Unidas en Libia (UNSMIL) a través de su cuenta en la red social Twitter.

El alto el fuego fue pactado tras un proceso de contactos en Suiza por parte de la Comisión Militar Conjunta (JMC, según sus siglas en inglés), parte de la conocida como 'vía de seguridad' surgida de la Conferencia de Berlín de enero de este año, junto con las vías económica y política. Este proceso de tres vías fue respaldado por la citada resolución 2510 del Consejo de Seguridad de la ONU.

El primer ministro del Gobierno de unidad de Libia, Fayez Serraj, anunció la semana pasada su decisión de dar marcha atrás en su compromiso de dimitir a finales de octubre a la espera de los resultados del LPDF --del que debe salir el nuevo órgano ejecutivo al que le entregará el poder--, con el objetivo de evitar que el país caiga en una situación de vacío de poder.

Los contactos entre las partes se han intensificado desde que el Gobierno de unidad, reconocido internacionalmente y respaldado militarmente por Turquía, rechazara la ofensiva lanzada en abril de 2019 por Jalifa Haftar, que cuenta con el respaldo de Egipto, Rusia y Emiratos Árabes Unidos (EAU), contra la capital, Trípoli.

Libia vive sumida en el caos desde la caída del régimen de Muamar Gadafi en 2011. El conflicto actual enfrenta al Gobierno reconocido internacionalmente, con sede en Trípoli, con el establecido en la ciudad de Tobruk, en el este, y sustentado por el general Haftar.

La duplicidad institucional en Libia se retrotrae a las elecciones parlamentarias de 2014, que dividieron las administraciones, sin que las asentadas en el este --anteriormente reconocidas por la comunidad internacional-- y el Gobierno de unidad, surgido del acuerdo de Sjirat en 2015, consiguieran pactar su unificación desde entonces.

Contador