Publicado 26/10/2021 19:29CET

Libia.-EEUU sanciona al director de un centro de detención por "graves abusos contra los DDHH de migrantes" en Libia

Archivo - El barco 'Ocean Viking' rescata a migrantes libios en aguas del Mediterráneo
Archivo - El barco 'Ocean Viking' rescata a migrantes libios en aguas del Mediterráneo - FLAVIO GASPERINI/SOS MEDITERRANEE TWITTER

MADRID, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Departamento de Estado de Estados Unidos ha anunciado este martes sanciones contra el ciudadano libio Osama Al Kuni Ibrahim por su participación en "graves abusos contra los Derechos Humanos de los migrantes en Libia" como director 'de facto' de un centro de detención de migrantes.

En dicho centro, situado en Zauiya, en el noroeste de Libia, y conocido coloquialmente como "prisión de Osama", él o personas bajo su dirección "han llevado a cabo horribles abusos contra migrantes, incluidos asesinatos, violencia sexual y palizas", según ha denunciado el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, en un comunicado.

Con esta sanción, Washington busca "promover la rendición de cuentas y exponer el maltrato, la explotación y la violencia perpetrados contra los migrantes vulnerables que transitan por Libia en busca de una vida mejor".

Ibrahim fue sancionado también este lunes por Naciones Unidas, mientras que desde EEUU han pedido al Gobierno libio que "lo responsabilice" junto a "otras personas que cometen abusos contra los Derechos Humanos".

"En vista de las sanciones impuestas por Naciones Unidas, el Departamento del Tesoro está tomando esta medida para promover la rendición de cuentas y exponer las actividades ilícitas de quienes abusan y explotan a los migrantes que transitan por Libia en busca de una vida mejor y más segura", ha coincidido, por su parte, la directora de la Oficina para el Control de Activos Extranjeros (OFAC), Andrea M. Gacki.

La sanción implica que todas las propiedades de Ibrahim que se encuentran en Estados Unidos o en posesión o control de personas estadounidenses serán bloqueadas. Además, de conformidad con la sanción del Consejo de Seguridad de la ONU, todos los Estados miembros de la ONU están obligados a congelar sus activos e imponer una prohibición de viajar.