Publicado 27/07/2020 17:48CET

Libia.- Egipto reitera que "no aceptará ninguna violación" de sus 'líneas rojas' en el conflicto en Libia

Libia.- Egipto reitera que "no aceptará ninguna violación" de sus 'líneas rojas'
Libia.- Egipto reitera que "no aceptará ninguna violación" de sus 'líneas rojas' - Gehad Hamdy/dpa - Archivo

MADRID, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Egipto ha reiterado este lunes que "no aceptará ninguna violación" de las 'líneas rojas' que ha fijado para el conflicto en Libia, tras amenazar con una intervención militar directa si el Gobierno de unidad entraba en las ciudades de Sirte y Al Jufra.

El ministro de Exteriores egipcio, Samé Shukri, ha destacado que el país defenderá sus intereses y la seguridad nacional y ha criticado las "ambiciones de estados no árabes", en referencia al papel de Turquía en apoyo al Ejecutivo de unidad de Libia.

Shukri, que se ha reunido con su homólogo saudí, Faisal bin Farhan al Saud, ha manifestado que hay un consenso entre Riad y El Cairo para hacer frente a la intervención extranjera en la región, y especialmente en Libia, según ha informado el diario egipcio 'Al Ahram'.

Así, ha resaltado que ambos países han acordado "hacer frente a todos los problemas en el mundo árabe, especialmente para restaurar la paz y la estabilidad". "Todos somos responsables de la seguridad y la estabilidad en la región árabe", ha remachado.

El Parlamento egipcio autorizó la semana pasada al presidente del país, Abdelfatá al Sisi, a iniciar una intervención militar en Libia si lo consideraba necesario, lo que fue tildado de "declaración de guerra" por parte del Gobierno de unidad libio, respaldado internacionalmente.

La decisión llegó después de que el propio presidente egipcio amenazara con esta posibilidad y de que el Parlamento asentado en el este de Libia pidiera una intervención militar directa por parte de El Cairo ante los avances de las fuerzas leales al Gobierno de unidad frente a las lideradas por Jalifa Haftar.

Haftar, que cuenta con el respaldo de Egipto, Rusia y Emiratos Árabes Unidos (EAU), lanzó en abril de 2019 una operación para hacerse con el control de Trípoli.

Tras el avance inicial, el conflicto quedó estancado hasta que Turquía decidió intervenir del lado del Gobierno libio, revirtiendo la situación y expulsando a las fuerzas de Haftar. La batalla está ahora en torno a la ciudad de Sirte, ciudad natal del difunto Muamar Gadafi.

La duplicidad institucional en Libia se retrotrae a las elecciones parlamentarias de 2014, que dividieron las administraciones, sin que las asentadas en el este --anteriormente reconocidas por la comunidad internacional-- y el Gobierno de unidad, surgido de un acuerdo en 2015, consiguieran pactar su unificación desde entonces.