Publicado 14/11/2021 06:37CET

Libia.- Las elecciones libias podrían retrasarse tres meses, según el jefe del Alto Consejo de Estado

Un hombre ondea la bandera libia en Trípoli
Un hombre ondea la bandera libia en Trípoli - CONTACTO PHOTO

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El jefe del Alto Consejo de Estado de Libia, Jalid al Mishri, ha asegurado este sábado que las elecciones generales programadas para el 24 de diciembre en el país podrían retrasarse tres meses, citando desacuerdos sobre las leyes electorales.

Tras la celebración de un evento diplomático en Estambul, al Mishri le ha asegurado a la agencia de noticias turca Anadolu que el Alto Consejo no tomará parte en las elecciones ni tratará de impedirlas, pero que ya ha apelado las leyes electorales en el Tribunal Supremo.

"Si la participación es cero en algunos distritos, esto las convierte en legalmente vacías", ha defendido el funcionario, quien ha llamado a boicotear la votación, según recoge el medio 'Libyan Express'.

Según al Mishri, la Alta Comisión Nacional Electoral de Libia ha aceptado las leyes electorales de la Cámara de Representantes, que asegura han sido adoptadas para darle la presidencia a Jalifa Haftar, sin esperar a la aprobación del Alto Consejo.

Las declaraciones se han producido un día después de la celebración en París de la Conferencia Internacional sobre Libia organizada por Francia, Italia, Alemania y Naciones Unidas, en la que un amplio grupo de líderes mundiales ha hecho un llamamiento a la integridad nacional del país y a la consecución de la 'hoja de ruta' hacia las elecciones de diciembre.

Libia cuenta desde marzo con un Gobierno de unidad tras un proceso de conversaciones para unificar las administraciones enfrentadas, después de que las autoridades asentadas en Trípoli, reconocidas internacionalmente, repelieran el año pasado la ofensiva lanzada en 2019 por el general Haftar, leal a las autoridades orientales.

El nuevo Ejecutivo tiene entre sus principales objetivos la organización de unas elecciones legislativas y presidenciales, con las que se espera dar carpetazo a la crisis institucional abierta en 2014 y a la inestabilidad que sufre desde la captura y ejecución en octubre de 2011 del entonces líder libio, Muamar Gadafi.

Contador