Publicado 03/09/2021 17:32CET

Libia.- Estallan enfrentamientos entre fuerzas armadas rivales en Trípoli pese al alto el fuego

Archivo - Bandera de Libia
Archivo - Bandera de Libia - PPI / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 3 Sep. (EUROPA PRESS) -

El barrio de Salahedine, uno de los más poblados de la capital de Libia, Trípoli, situado al sur de la ciudad, ha sido escenario este viernes de enfrentamientos entre Fuerzas Armadas rivales, pese al alto el fuego firmado entre las partes del conflicto libio.

Los grupos enfrentados han sido identificados como la 444 Brigada, asociada al Ministerio de Defensa libio, y la Agencia de Apoyo a la Estabilidad, afiliada al Ministerio del Interior. Ambas partes han ofrecido diferentes versiones sobre el motivo del conflicto. Una de ellas asegurando que se desató tras la confiscación de un vehículo, mientras que la otra asegura que habían tratado de apoderarse de su cuartel, informa 'The Lybia Herald'.

Por el momento, el Gobierno libio no se ha pronunciado. No es el único enfrentamiento que se ha desatado en las últimas semanas en la capital del país. En este caso, los vídeos que circulan por las redes sociales muestran disparos y explosiones.

El Consejo Presidencial ha pedido el cese de los enfrentamientos entre las milicias y ha ordenado una investigación sobre el incidente. El suceso habría dejado secuestros, heridos y muertes, según informa la prensa local.

Por su parte, la Misión de Apoyo de Naciones Unidas en Libia (UNSMIL) también ha pedido "el cese inmediato de las hostilidades" y se ha mostrado muy preocupada por los enfrentamientos, los más violentos desde hace un año, según recoge Alwasat.

En este sentido, ha pedido a "todas las partes que actúen con la máxima moderación", recordándoles sus obligaciones "en virtud del Derecho Internacional Humanitario de garantizar la protección de los civiles y la infraestructura civil".

La UNSMIL ha hecho un llamamiento a "todas las autoridades pertinentes" para que asuman sus responsabilidades y garanticen la protección de los civiles, así como que ejerzan "el control sobre sus respectivas unidades", en concordancia con los acuerdos alcanzados hasta el momento del alto el fuego y de poner "todas las armas bajo el control del Estado".

También se ha mostrado preocupada por la situación la Embajada de Estados Unidos en Libia, que a través de su cuenta en la red social Twitter ha recordado a todos los líderes políticos que "tienen la responsabilidad de acordar de inmediato un compromiso que permita que las elecciones de diciembre se celebren según lo programado".

"Los libios no desean que se repita el conflicto civil del pasado. La mejor esperanza de estabilidad reside en las elecciones", ha subrayado la embajada.

El país africano cuenta desde marzo con un nuevo Gobierno de unidad tras un proceso de conversaciones para unificar las administraciones enfrentadas, después de que las autoridades asentadas en Trípoli, reconocidas internacionalmente, repelieran el año pasado la ofensiva lanzada por el general Jalifa Haftar --aliado de las autoridades orientales-- y tras un proceso de conversaciones que incluyeron un acuerdo de alto el fuego.

Está previsto que se celebren elecciones el próximo 24 de diciembre. Actualmente en el país hay una dualidad de poderes por la que el Gobierno interino, junto con el Parlamento en Tobruk, controla la parte oriental y cuenta con el apoyo del Ejército Nacional Libio, y por otro lado se encuentra el Gobierno de Acuerdo Nacional, avalado por la ONU y liderado por Abdul Hamid Dbeibé, con sede en Trípoli, en el noroeste del país.

Contador