Publicado 16/11/2021 10:21CET

Libia.- El general Jalifa Haftar anuncia su candidatura a las elecciones presidenciales de diciembre en Libia

Archivo - El general libio Jalifa Haftar
Archivo - El general libio Jalifa Haftar - Angelos Tzortzinis/dpa - Archivo

MADRID, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

El general Jalifa Haftar, aliado de las autoridades asentadas en el este de Libia, ha anunciado este martes que se presentará como candidato a las elecciones presidenciales que se celebrarán el 24 de diciembre, un proceso con el que el país espera poner fin a la grave crisis que atraviesa desde hace años.

"En línea con las normas de la democracia y la aplicación de la 'hoja de ruta' pactada, con confianza en Dios, anuncio mi candidatura a las elecciones presidenciales", ha dicho Haftar en un discurso televisado, según ha recogido la cadena libia Al Ahrar.

Así, ha hecho hincapié en que su candidatura "no es una petición de poder" y ha agregado que "las elecciones son la única forma de superar la grave crisis en la que se ha visto sumido el país".

Haftar, que encabezaba el Ejército Nacional Libio (ENL) --alineado con las autoridades orientales-- hasta su reciente dimisión como paso previo a presentarse a los comicios, lanzó en 2019 una ofensiva militar contra la capital, Trípoli, repelida el año pasado gracias al apoyo de Turquía al Gobierno de unidad.

El general está siendo investigado por un tribunal del estado norteamericano de Virginia --posee la doble ciudadanía estadounidense-- en relación a la comisión de crímenes de guerra durante los combates entre sus fuerzas y el Gobierno de Trípoli, reconocido por la comunidad internacional.

El fin de la ofensiva de Haftar derivó en la apertura de un proceso de conversaciones entre las partes que incluye un alto el fuego y un acuerdo para unificar las instituciones y celebrar elecciones presidenciales y parlamentarias para intentar solucionar la crisis.

Sin embargo, este proceso ha estado marcado por las tensiones debido a la aprobación por parte de la Cámara de Representantes --el Parlamento asentado en el este-- de un proyecto de ley que permite a personalidades como Haftar dimitir de sus cargos para presentarse a las elecciones y volver a ellos si no logran la victoria.

Asimismo, la Cámara de Representantes aprobó una moción de censura contra el primer ministro de unidad, Abdul Hamid Dbeibé, rechazada por él mismo y el Alto Consejo de Estado, con sede en Trípoli, y una polémica ley electoral sacada adelante sin consenso, lo que ha enrarecido el ambiente.

La candidatura de Haftar llega además días después de que Saif al Islam, hijo del antiguo líder libio Muamar Gadafi, anunciara también que se presentaría a los comicios, a los que está previsto que concurra el presidente de la Cámara de Representantes, Aguila Salé.

Ante esta situación, la Fiscalía Militar de Trípoli ha pedido a la comisión electoral que rechace las candidaturas de Saif al Islam y Haftar hasta que sean interrogados por las acusaciones que pesan contra ellos por supuestos crímenes de guerra en el país.

El fiscal militar libio, Mohamed Gharuda, ha trasladado al presidente de la Alta Comisión Nacional Electoral (NHEC), Emad al Sayé, que el organismo será responsable legalmente si viola esta petición sobre ambos candidatos, según ha recogido el diario 'The Libya Observer'.

Saif al Islam anunció su candidatura a pesar de la orden de arresto emitida por el Tribunal Penal Internacional (TPI) que pesa en su contra y que sigue en vigor, tal y como recordó un portavoz de la corte tras conocer la noticia.

La Fiscalía de Libia emitió en agosto una orden de arresto contra Saif al Islam por su supuesta relación con mercenarios rusos que participaron en la ofensiva lanzada por Haftar contra Trípoli, en la que el general contó además con apoyo de países como Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Egipto.

El hijo mayor de Gadafi, quien fue considerado en el pasado como un posible referente del cambio en el país, fue condenado a muerte en julio de 2015, tras ser juzgado en rebeldía, toda vez que permanecía detenido en la localidad de Zintan en manos de un grupo de milicianos que se negó a entregarle a las autoridades libias.

Así, fue condenado por crímenes de guerra cometidos durante la revuelta de 2011 que acabó con el régimen de Gadafi, que murió a manos de milicianos rebeldes en Sirte el 20 de octubre de 2011. Sin embargo, finalmente fue liberado en abril de 2016 en el marco de una amnistía concedida por el gobierno asentado en el este del país.

Contador