Publicado 14/06/2020 16:21CET

Libia.- El Gobierno libio acusa a Haftar de enterrar vivos a muchos de los civiles hallados en las fosas de Tarhuna

Libia.- El Gobierno libio acusa a Haftar de enterrar vivos a muchos de los civil
Libia.- El Gobierno libio acusa a Haftar de enterrar vivos a muchos de los civil - -/PPI via ZUMA Wire/dpa

MADRID, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Consejo Presidencial del Gobierno libio reconocido por la comunidad internacional ha acusado públicamente al comandante rebelde Jalifa Haftar y a sus fuerzas del asesinato de cientos de civiles cuyos cuerpos han sido hallados en fosas comunes de la ciudad de Tarhuna, recientemente recuperada por las fuerzas de Trípoli, algunos de los cuales fueron enterrados con vida.

"Las fuerzas de Haftar han cometido asesinatos en masa y plantado minas en las casas de las personas, lo que debería eliminarlos como un futuro socio de paz en el país", ha denunciado el Consejo Presidencial en un comunicado recogido por el 'Libya Observer'.

"Mataron a familias enteras en Tarhuna. Hombres, mujeres y niños, y los arrojaron a las fosas. Mataron a niños a sangre fría y enterraron a hombres vivos con las manos y las piernas atadas", según la declaración.

Los medios locales han recogido una primera lista preliminar que incluye los nombres de 123 personas, incluidos niños, que han sido identificados ya por sus familiares, si bien aún quedan cuerpos por identificar y por exhumar en la zona, por lo que el balance definitivo será más elevado.

Asimismo, el Gobierno ha avisado de que el sur de Trípoli, zona disputada por Haftar durante meses antes de ponerse en fuga tras un contraataque de Trípoli con apoyo de Turquía, está completamente repleta de minas.

"La situación en el sur de Trípoli es muy peligrosa para las familias desplazadas que regresan. Decenas de personas han muerto ya por la explosión de las minas enterradas allí", ha añadido el Consejo.

Múltiples ONG denuncian que Libia se ha convertido en el "arsenal" de África, merced al contrabando y llegada constante de armas para alimentar el conflicto en el país.