Publicado 06/12/2020 15:04CET

Libia.- El Gobierno libio denuncia un asalto de las milicias de Haftar contra una posición militar en el oeste del país

Combatientes leales al Gobierno de unidad de Libia, con sede en la capital, Trípoli
Combatientes leales al Gobierno de unidad de Libia, con sede en la capital, Trípoli - Amru Salahuddien/dpa - Archivo

MADRID, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno libio ha denunciado este domingo un asalto de fuerzas afines al comandante rebelde Jalifa Haftar contra una posición militar en Sabha, en el oeste del país, sin que por el momento se tenga constancia de víctimas, en lo que supondría, de confirmarse, una violación de los términos del alto el fuego reinante.

El asalto ha ocurrido contra la Sala de Operaciones Conjuntas de Ubari, en el cuartel general de la zona militar de Sabha, según el portavoz Majdi Buhanna a la cadena Alahrar.

Las fuerzas, según el portavoz, están encabezadas por Mabruk Saban, alto responsable dentro de la campaña Operación Dignidad, el nombre que las fuerzas de Haftar dieron a su ofensiva para conquistar la capital, Trípoli, bajo control del Gobierno reconocido por la comunidad internacional.

En estos momentos las milicias siguen atrincheradas en el cuartel, a la espera de que se aclare la situación, según el portavoz.

Las conversaciones entre el Gobierno libio y la administración "paralela" del este del país, a la que sirve Haftar, desembocaron en un alto el fuego y en la celebración de elecciones previstas para diciembre de 2021. Los contactos se intensificaron desde que el Gobierno de unidad rechazara la ofensiva de Haftar y derivaron en octubre en un acuerdo de alto el fuego permanente que se ha visto seguido por contactos en el interior del país para su aplicación.

Libia vive sumida en el caos desde la caída del régimen de Gadafi en 2011. El conflicto actual enfrenta al Gobierno reconocido internacionalmente, con sede en Trípoli, con el establecido en la ciudad de Tobruk, en el este, y sustentado por el general Haftar.

La duplicidad institucional en Libia se retrotrae a las elecciones parlamentarias de 2014, que dividieron las administraciones, sin que las asentadas en el este --anteriormente reconocidas por la comunidad internacional-- y el Gobierno de unidad, surgido de un acuerdo en 2015, consiguieran pactar su unificación desde entonces.