Publicado 28/04/2020 16:40:43 +02:00CET

Libia.- El Gobierno de unidad rechaza el "golpe" de Haftar y pide "eliminar su ilusión" de hacerse con el poder en Libia

Libia.- El Gobierno de unidad rechaza el "golpe" de Haftar y pide "eliminar su i
Libia.- El Gobierno de unidad rechaza el "golpe" de Haftar y pide "eliminar su i - Cia Pak/UN General Assembly/dpa - Archivo

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de unidad de Libia ha rechazado el "golpe" de Jalifa Haftar contra las autoridades a las que hasta ahora apoyaba en el este del país y ha recalcado la "necesidad" de "eliminar la ilusión" del mariscal de campo para hacerse con el poder en el país africano.

"La declaración de Haftar confirma a todo el mundo que es necesario derrotar este proyecto de golpe y eliminar la ilusión que ha dominado su mente de hacerse con el poder", ha dicho el Consejo Presidencial en respuesta al anuncio de Haftar sobre su toma del poder en el este del país.

Así, ha resaltado que "Haftar, el rebelde, se ha vuelto incluso contra los organismos políticos paralelos que le apoyan y que le nombraron en su día, por lo que nadie ni ningún país debería reconocer su legitimidad bajo ningún concepto".

"El anuncio del criminal de guerra Haftar sobre un golpe contra el Acuerdo Político y todos los organismos políticos es un intento de encubrir la derrota que han sufrido sus milicias terroristas y mercenarios", ha sostenido, según ha recogido el portal libio de noticias Arraed.

Por ello, el Consejo Presidencial ha pedido a los miembros de la Cámara de Representantes --el Parlamento con sede en el este del país-- que "se una a sus colegas en Trípoli para empezar un diálogo exhaustivo y continuar el camino democrático que lleve a una solución duradera a través de las urnas".

"Pedimos a nuestros hijos engañados y sus familias, especialmente en la región oriental del país, que depongan las armas y detengan el derramamiento de sangre, poniéndose del lado de la patria", ha remachado el Consejo Presidencial en su comunicado.

Haftar, que encabeza a las fuerzas leales a las autoridades asentadas en el este del país, anunció el lunes que su Ejército "acepta la voluntad popular" y se hace formalmente con el poder en esta zona del país, dejando de lado a las autoridades civiles, encarnadas en la Cámara de Representantes.

Haftar afirmó en un discurso televisado que sus fuerzas actúan en respuesta a un "llamamiento" popular "para anunciar el fin del Acuerdo Político --firmado en 2015 en la ciudad marroquí de Sjirat--, que ha destruido el país y lo han llevado hacia el abismo".

"Anunciamos así que el Mando General de las Fuerzas Armadas acepta la voluntad de la población pese al peso que esta confianza, multiplicidad de obligaciones y magnitud de las responsabilidades ante Dios, nuestro pueblo, la conciencia y la Historia", resaltó.

El conflicto en Libia se recrudeció en abril de 2019, cuando las fuerzas lideradas por Haftar lanzaron una ofensiva para hacerse con Trípoli, sede del Gobierno de unidad, creado a raíz del Acuerdo Político y que cuenta en estos momentos con el apoyo de Naciones Unidas.

Además, Haftar anunció a mediados de diciembre el inicio de la "batalla final" y la "hora cero" por Trípoli y ordenó a sus fuerzas avanzar hacia la ciudad. En este contexto, sus fuerzas tomaron por sorpresa a principios de enero la ciudad de Sirte, en un duro golpe al Gobierno de unidad.

El inicio de las operaciones militares encabezadas por Haftar llegó tras varios años de intentos infructuosos de lograr una solución política a la fragmentación en diversas administraciones tras la captura y ejecución de Muamar Gadafi en octubre de 2011.

La duplicidad institucional se retrotrae a las elecciones parlamentarias de 2014, que dividieron las administraciones, sin que las asentadas en el este --anteriormente reconocidas por la comunidad internacional-- y el Gobierno de unidad, surgido de un acuerdo en 2015, consiguieran pactar su unificación desde entonces.

RECRUDECIMIENTO DE LOS COMBATES

El anuncio de Haftar ha llegado además en medio de un repunte de los enfrentamientos en torno a Trípoli y después de que sus tropas perdieran el control de varias localidades situadas al oeste de la capital en una ofensiva relámpago de las fuerzas leales al primer ministro del Gobierno de unidad, Fayez Serraj.

Serraj dijo tras ello que las fuerzas del Gobierno de unidad "seguirán luchando hasta controlar todo el país". "Seguiremos luchando hasta que controlemos todo el país para permitir a los desplazados volver a casa", señaló, antes de agregar que su Gobierno "no olvidará nunca ni perdonará a los que le apuñalaron por la espalda".

Los combates han continuado en las últimas semanas a pesar de que ambas partes se mostraron en enero a favor de un alto el fuego y a que en marzo apoyaron una "pausa humanitaria" para intentar contener la pandemia de coronavirus.

En este sentido, Naciones Unidas denunció la semana pasada un total de 850 violaciones de la tregua anunciada en enero en Libia y alertó de que el país se encuentra ante una "tormenta perfecta" a causa de un conflicto "alimentado por actores externos".

El Gobierno de Serraj cuenta con el respaldo de Turquía, que ha enviado al país a militares y rebeldes sirios en apoyo a sus operaciones, mientras que Haftar tiene el apoyo de Emiratos Árabes Unidos (EAU), Rusia y Egipto, entre otros.

Contador