Publicado 01/07/2020 22:15CET

Libia.- Guterres aborda con Serraj y Haftar la situación en Libia y recalca que "la solución sólo puede ser política"

Libia.- Guterres aborda con Serraj y Haftar la situación en Libia y recalca que
Libia.- Guterres aborda con Serraj y Haftar la situación en Libia y recalca que - Matthias Balk/dpa - Archivo

MADRID, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha mantenido conversaciones este miércoles con el primer ministro del Gobierno de unidad, Fayez Serraj, y el mariscal de campo, leal a las autoridades asentadas en el país, contactos en los que ha recalcado que la solución al conflicto "sólo puede ser política".

Guterres ha abordado con Serraj la necesidad de reabrir los campos petroleros bloqueados por las fuerzas encabezadas por Haftar y le ha trasladado el apoyo de la ONU al Gobierno de unidad para hacer frente a la pandemia de coronavirus.

Asimismo, Serraj ha expresado su compromiso con el diálogo entre las comisiones militares de ambas partes para intentar lograr un alto el fuego y ha mostrado su "interés" en una solución política que pase por las urnas, según ha desvelado la ONU.

Por último, Guterres se ha mostrado impactado por el hallazgo de más de una decena de fosas comunes en la localidad de Tarhuna tras la retirada de las fuerzas de Haftar ante el avance de las del Gobierno de unidad y ha reiterado que el organismo está dispuesto a prestar ayuda para juzgar a los responsables.

Posteriormente, ha hablado con Haftar, al que le ha trasladado que "no hay una solución militar al conflicto" y el compromiso de la ONU con las conversaciones entre las delegaciones militares, creadas a raíz de la conferencia de Berlín.

El secretario general de Naciones Unidas ha comunicado a Haftar su alarma por la localización de las fosas comunes y ha recalcado que es necesario que se respete el Derecho Humanitario, al tiempo que ha pedido una solución para reabrir los campos petroleros bloqueados en el país.

El conflicto en Libia se recrudeció en abril de 2019, cuando las fuerzas lideradas por Haftar lanzaron una ofensiva para hacerse con Trípoli, sede del Gobierno de unidad, tras varios años de intentos infructuosos de lograr una solución política a la fragmentación en diversas administraciones tras la captura y ejecución de Muamar Gadafi en octubre de 2011.

Sin embargo, la intervención militar turca cambió las tornas y ha permitido a las fuerzas leales al Gobierno de Trípoli no solo romper el cerco sobre la capital, sino que han llegado hasta el centro de la costa del país y están a las puertas de la histórica región de Cirenaica, bastión de Haftar.

La duplicidad institucional se retrotrae a las elecciones parlamentarias de 2014, que dividieron las administraciones, sin que las asentadas en el este --anteriormente reconocidas por la comunidad internacional-- y el Gobierno de unidad, surgido de un acuerdo en 2015, consiguieran pactar su unificación desde entonces.