Publicado 01/01/2021 16:54CET

Libia.- Guterres propone el envío de observadores de la ONU para velar el alto el fuego en Libia

18 December 2020, Berlin: UN Secretary-General Antonio Guterres delivers a speech at the German Bundestag on the 75th anniversary of the founding of the United Nations. Photo: Kay Nietfeld/dpa
18 December 2020, Berlin: UN Secretary-General Antonio Guterres delivers a speech at the German Bundestag on the 75th anniversary of the founding of the United Nations. Photo: Kay Nietfeld/dpa - Kay Nietfeld/dpa

NUEVA YORK, 1 Ene. (DPA/EP) -

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ha propuesto el despliegue de observadores internacionales bajo los auspicios de Naciones Unidas para respaldar el acuerdo de alto el fuego alcanzado entre las partes enfrentadas en Libia.

En una carta remitida al Consejo de Seguridad, a la que ha tenido acceso DPA, Guterres ha indicado que las partes enfrentadas han pedido la asistencia de la ONU en el cumplimiento del mecanismo de observación del alto el fuego, tras el acuerdo alcanzado el pasado octubre.

El Gobierno reconocido internacionalmente y las autoridades del este del país, sustentadas por las fuerzas del general Jalifa Haftar, quieren la ayuda de observadores internacionales desarmados y no uniformados, según Guterres.

En este sentido, ha dicho que el equipo de la ONU podría incluir a civiles y antiguos militares de organismos regionales como la Unión Africana, la Unión Europea o la Liga Árabe.

"Animo a los estados miembro y a las organizaciones regionales a apoyar la operacionalización del mecanismo de alto el fuego, incluido mediante la aportación de observadores bajo los auspicios de Naciones Unidas", señala Guterres en su misiva, fechada el 30 de diciembre.

En ella afirma que la ONU desea "establecer una presencia de avanzada tan pronto como la situación lo permita". El equipo de observadores serían desplegados inicialmente en la zona en torno a la ciudad costera de Sirte y luego se irían incrementando.

Las administraciones enfrentadas alcanzaron en octubre un acuerdo de alto el fuego permanente tras los combates que estallaron en abril de 2019 a raíz de la ofensiva de Haftar para hacerse con el control de Trípoli. En virtud del acuerdo, las fuerzas extranjeras desplegadas en Libia en apoyo de las partes enfrentadas deberán abandonar el país en el plazo de tres meses.

El fin de la ofensiva, repelida tras la intervención militar de Turquía en apoyo al Gobierno de unidad, ha dado paso a un proceso de contactos con mediación internacional que ha derivado además en un acuerdo para la celebración de elecciones el 24 de diciembre de 2011.