Publicado 22/09/2021 19:41CET

Libia.- Haftar presenta su dimisión como comandante del Ejército libio para presentarse a los comicios de diciembre

Archivo - El general Jalifa Haftar.
Archivo - El general Jalifa Haftar. - SEAN GALLUP - Archivo

MADRID, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

El general Jalifa Haftar ha presentado este miércoles su dimisión como comandante del Ejército Nacional Libio para los próximos tres meses para poder así presentar su candidatura a las elecciones presidenciales del 24 de diciembre.

Haftar, que con esta decisión pone fin a las especulaciones acerca de su papel en los próximo comicios, ha designado para los próximos tres meses al jefe del Estado Mayor Abdel Razek al Nadori como su sucesor, informa The Libya Update.

La ley electoral aprobada obliga a todos los funcionarios estatales a dejar su cargo si desean presentarse a las parlamentarias y presidenciales previstas para el mes de diciembre, que podrían correr peligro después de que este martes el Parlamento presentara una moción de censura contra el Gobierno interino que encabeza Abdul Hamid Dbeibé, encargado de llevar al país a las urnas.

Si bien la moción de censura contó con el respaldo de 89 de los 113 diputados que estuvieron presentes en la sesión, obtuvo de inmediato el rechazo del Alto Consejo de Estado, que adelantó que no reconocería la decisión, así como del propio Dbeibé, que llamó a sus partidarios a salir a manifestarse, y de la misión de Naciones Unidas en Libia.

Esta misma semana, el jefe del Alto Consejo de Estado, Jalid al Mishri, propuso posponer la celebración de las elecciones presidenciales hasta que no se realice un referéndum constitucional y remarcó que la Cámara de Representantes no tiene la potestad de emitir leyes de forma unilateral.

Uno de los artículos más importantes del documento es el que detalla que ningún oficial militar, incluso si renunciaron hace menos de dos años, puede postularse a la Presidencia. Esto puede tornarse en motivo de controversia entre el Alto Consejo de Estado y la Cámara de Representantes, ya que en base a este artículo el general Jalifa Haftar no podría presentarse al cargo.

Libia cuenta desde marzo con un nuevo Gobierno de unidad tras un proceso de conversaciones para unificar las administraciones enfrentadas, después de que las autoridades asentadas en Trípoli, reconocidas internacionalmente, repelieran el año pasado la ofensiva lanzada por Haftar y tras un proceso de conversaciones que incluyeron un acuerdo de alto el fuego.

Bajo un clima de desconfianza entre el Parlamento y el Gobierno, unas instituciones divididas y con deficiencias logísticas para llevar a cabo unas elecciones, los libios acuden dentro de tres meses a las urnas para decidir su futuro más inmediato tras diez años de guerras civiles.

Contador