Publicado 24/11/2020 17:55CET

Libia.- Miembros de los parlamentos enfrentados en Libia inician consultas en Marruecos para reunificar el organismo

El presidente del Parlamento de Libia con sede en el este del país, Aguila Salé
El presidente del Parlamento de Libia con sede en el este del país, Aguila Salé - -/Russian Foreign Ministry /dpa - Archivo

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

Integrantes de los parlamentos enfrentados en Libia han iniciado este martes una serie de consultas en la ciudad marroquí de Tánger, en el marco de los continuados contactos entre ambas partes para intentar alcanzar un acuerdo para reunificar el organismo, dividido desde 2015.

La Misión de Apoyo de las Naciones Unidas en Libia (UNSMIL) ha aplaudido a través de su cuenta en la red social Twitter la "gran sesión consultiva" en Tánger y ha resaltado que "un rango tan diverso de parlamentarios de las tres regiones de Libia se reúnan bajo un mismo techo es un paso bienvenido y positivo".

"La UNSMIL siempre ha apoyado la unidad de la Cámara de Representantes y esperamos que cumpla las expectativas del pueblo libio para la aplicación de la 'hoja de ruta' pactada en el Foro de Diálogo Político Libio (LPDF) de cara a la celebración de elecciones nacionales el 24 de diciembre de 2021", ha destacado.

Fazi al Marimi, asesor del presidente del Parlamento asentado en el este del país, Aguila Salé, ha destacado que "son las únicas reuniones destinadas a unificar el Parlamento", ante la división del organismo entre el asentado en la capital, Trípoli, bajo el Gobierno de unidad, y el que tiene su sede en Tobruk, alineado con las autoridades orientales.

Así, ha destacado que las reuniones en Marruecos, que durarán tres días, tienen entre sus objetivos fijar una fecha y un lugar para una sesión oficial de la Cámara de Representantes en el interior de Libia, tal y como ha recogido la agencia alemana de noticias DPA.

La ciudad que parte con más papeletas es Ghadames, que ya acogió a principios de noviembre la primera reunión de las delegaciones militares de ambas partes para abordar la aplicación del acuerdo de alto el fuego permanente alcanzado el 23 de octubre en la ciudad suiza de Ginebra.

El encuentro en Tánger llega un día después de que el LPDF reiniciara sus contactos por videoconferencia tras las reuniones que mantuvieron cara a cara en Túnez entre el 7 y el 15 de novembre. El objetivo principal es pactar los criterios de selección de las próximas autoridades ejecutivas de transición, encargadas de gestionar el periodo previo a la celebración de las próximas elecciones.

La jefa de la UNSMIL, Stephanie Williams, aplaudió el lunes los progresos durante los contactos en Túnez y resaltó que los trabajos del LPDF "han supuesto pasos significativos hacia adelante que han aumentado la esperanza y las expectativas del pueblo libio de cara a la celebración de las elecciones".

En el LPDF participan decenas de representantes libios elegidos de "todos los segmentos políticos y la sociedad civil", incluidos miembros de las autoridades enfrentadas, un proceso parte de la vía política pactada en la Conferencia de Berlín. Está vía va en paralelo con las vías militar y económica con el objetivo de lograr un acuerdo para el fin del conflicto.

Los contactos se han intensificado desde que el Gobierno de unidad, reconocido internacionalmente y respaldado militarmente por Turquía, rechazara la ofensiva lanzada en abril de 2019 por Jalifa Haftar, que cuenta con el respaldo de Egipto, Rusia y Emiratos Árabes Unidos (EAU), contra la capital, Trípoli.

Libia vive sumida en el caos desde la caída del régimen de Muamar Gadafi en 2011. El conflicto actual enfrenta al Gobierno reconocido internacionalmente, con sede en Trípoli, con el establecido en la ciudad de Tobruk, en el este, y sustentado por Haftar.

La duplicidad institucional en Libia se retrotrae a las elecciones parlamentarias de 2014, que dividieron las administraciones, sin que las asentadas en el este --anteriormente reconocidas por la comunidad internacional-- y el Gobierno de unidad, surgido de un acuerdo en 2015, consiguieran pactar su unificación desde entonces.