Publicado 25/03/2021 08:37CET

Libia.- Muere tiroteado un comandante vinculado a Haftar y reclamado por el TPI por crímenes de guerra en Libia

Archivo - El general libio Jalifa Haftar
Archivo - El general libio Jalifa Haftar - Angelos Tzortzinis/dpa - Archivo

MADRID, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

El comandante libio Mahmud al Uerfali, vinculado al general Jalifa Haftar y buscado por el Tribunal Penal Internacional (TPI) por presuntos crímenes de guerra en el país africano, murió tiroteado el miércoles en la ciudad de Benghazi (este), sin que por el momento esté claro quién ha estado detrás del asesinato.

El portavoz de la Fuerza Saiqa de Al Uerfali, Milud al Zuai, ha confirmado a través de la red social Facebook que el hombre fue tiroteado cuando iba en coche cerca de la Universidad Médica Al Arab, sin dar más detalles al respecto, tal y como ha recogido el diario 'The Libya Observer'.

Haftar, cuyas fuerzas incrementaron su presencia en Benghazi para evitar posibles actos de venganza por parte de la Fuerza Saiqa, no se ha pronunciado por el momento. Al Uerfali estaba bajo sanciones de la Unión Europea (UE) y Estados Unidos por violaciones de los Derechos Humanos en Libia y estaba acusado por el TPI de participar en la tortura y ejecución extrajudicial de más de 30 personas.

En marzo de 2017, en medio de los enfrentamientos por el control del barrio de Ganfuda en Benghazi, se hizo público en las redes sociales un vídeo que supuestamente mostraba a Al Uerfali ejecutando a tiros a tres hombres que estaban arrodillados frente a una pared con las manos atadas a la espalda.

Apenas unos meses después, mientras continuaban los enfrentamientos entre las fuerzas de Haftar y los combatientes del islamista Consejo Revolucionario de la Shura de Benghazi, se difundió en las redes sociales otro vídeo en el que aparecían supuestas ejecuciones sumarias realizadas por combatientes bajo mando de Al Uerfali.

El Ejército Nacional Libio (ELN), encabezado por Haftar, se negó a entregar al sospechoso al TPI y aseguró que llevaría a cabo investigaciones para esclarecer los presuntos crímenes de guerra, si bien no emitió ningún informe ni condenó de forma alguna a Al Uerfali por sus acciones.

La Fuerza Saiqa es una unidad de fuerzas especiales que se pasó al bando rebelde durante el levantamiento en 2011 contra Muamar Gadafi y posteriormente se unió a las filas lideradas por Haftar, leal a las autoridades asentadas en el este del país durante la división administrativa que estuvo vigente desde 2014 hasta este martes, cuando traspasaron el poder al nuevo Gobierno de unidad libio.

La unificación administrativa es parte de los avances logrados por las partes desde el inicio de contactos después de que el Gobierno de Fayez Serraj, apoyado por Turquía y asentado en la capital, Trípoli, rechazara en 2020 la ofensiva lanzada en abril de 2019 contra la capital por parte de Haftar, que contó con el respaldo de Egipto, Rusia y Emiratos Árabes Unidos (EAU).

La duplicidad institucional en Libia derivaba a las elecciones parlamentarias de 2014, que dividieron las administraciones, sin que las asentadas en el este --anteriormente reconocidas por la comunidad internacional-- y el Gobierno de unidad, surgido del citado acuerdo de Sjirat, consiguieran pactar su unificación desde entonces.

Contador